21 de octubre de 2019
1 de julio de 2014

Jáuregui no cree que votar con el PP en la Eurocámara pase factura al PSOE si "responde a necesidades objetivas"

Dice a los candidatos a dirigir el PSOE que el apoyo a Juncker se negociará en función de su programa

Jáuregui no cree que votar con el PP en la Eurocámara pase factura al PSOE si "responde a necesidades objetivas"
EUROPA PRESS

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El exministro y eurodiputado del PSOE Ramón Jáuregui cree que votar junto al PP en la Eurocámara no pasa factura al PSOE "siempre que haya una explicación para esas coincidencias", porque si "responden a necesidades objetivas la gente lo entiende".

En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, ha dicho que a él la coincidencia con el PP ni le "asusta" ni le "acompleja", cuando se debe a razones políticas "explicables" y ha reconocido que en la Eurocámara deben ser capaces de explicar precisamente en qué cosas coinciden y en cuáles no.

Para Jáuregui, el futuro de Europa hay que verlo con una "mirada distinta a la política clásica de gobierno y oposición", y más en un momento en el que en la Eurocámara hay muchos parlamentarios euroescépticos. Y además, ha recalcado que también en las otras dos instituciones europeas, el Consejo y la Comisión, conviven miembros de distintas tendencias políticas, incluidos gobiernos que son de coalición.

Los socialistas europeos han llegado a un acuerdo con los 'populares' y los liberales para votar hoy conjuntamente al presidente como presidente de la Eurocámara para los próximos dos años al socialdemócrata alemán Martin Schulz, algo que Jáuregui ha calificado como "un reparto de cabezas institucionales" porque para constituir las mesas y las comisiones tiene que haber mayorías.

Cuestión distinta es la votación del presidente de la Comisión Europea, prevista para el 16 de julio y en la que los candidatos a la Secretaría General del PSOE han pedido a sus compañeros que no apoyen al 'popular' Jean-Claude Juncker, propuesto por el Consejo Europeo después de que el PPE fuese el más votado.

Según Jáuregui, ahora le toca a Juncker llamar a los grupos parlamentarios y negociar un programa político, y entonces los socialistas europeos podrán "decir sí o no" a su programa. Cuando llegue ese momento, ha explicado, los españoles hablarán con su dirección política en España, explicarán si se ha logrado algún acuerdo y verán qué les "corresponde" hacer.

Para cuando llegue el momento de la votación del luxemburgués, los socialistas habrán votado ya a su nuevo secretario general, el 13 de julio, si bien formalmente el relevo no se producirá hasta el congreso que se celebrará el último fin de semana de julio.

SI NO SALE JUNCKER PUEDE HABER CONFLICTO INSTITUCIONAL

Sin embargo, Jáuregui ha dejado ver que no hay muchas opciones, porque Juncker tiene la "obligación de obtener la mayoría" y los socialdemócratas tienen la "gran responsabilidad de abrir o cerrar la puerta" de esa mayoría, especialmente porque tampoco quieren que Juncker pacte con euroescépticos, o con grupos que están más a la derecha que el PPE.

Y si el luxemburgués no logra ese apoyo, ha explicado, sería muy difícil para el Parlamento "desandar el camino" para que el Consejo Europeo elija a otro, y habría un "conflicto institucional" al que espera que no se llegue.

En todo caso, ha recordado que Juncker fue propuesto por el Consejo Europeo después de una votación entre los jefes de Estado y Gobierno, en la que Reino Unido y Hungría no le apoyaron, y ha avisado de que si el candidato tuviera la "tentación de contentar" a estos gobiernos con un programa menos europeístas y que no "refuerce" el pilar social es posible que no haya acuerdo con los socialdemócratas.