8 de marzo de 2021
26 de septiembre de 2014

La jefa de proyectos de la Diputación de Lugo rechaza haber hecho certificaciones de la piscina de Monterroso

Declaró ante la jueza que quien la señala "miente" y "trata de eludir su responsabilidad como director de obra"

LUGO, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La jefa de proyectos de la Diputación de Lugo, Ana Belén Mera, aseguró en su declaración ante la jueza instructora de la 'Operación Pokémon', Pilar de Lara Cifuentes, que "no hizo ninguna de las certificaciones" de la obra de las piscinas de Monterroso y ha asegurado que quien la ha señalado, un técnico de la institución provincial, "miente en su declaración y trata de eludir su responsabilidad como director de obra".

Así consta en la declaración de Mera realizada el 29 de abril de 2014 en el juzgado lucense incluida en la nueva parte del sumario de la 'Operación Pokémon' sobre la que ha alzado este mes de septiembre, al que tuvo acceso Europa Press.

En este sentido, ha manifestado que "no es cierto" que redactase los certificados de obra y los remitiese al técnico Jesé Antonio Mondelo "con un 'post-it' indicando el lugar donde éste debía firmar".

Además, señaló que en momento que oyó los comentarios sobre los problemas de pago de la empresa encargada de la ejecución de las piscinas de Monterroso, Mera comprobó los datos del expediente, la última certificación emitida en esa fecha.

Al respecto, ha añadido que una vez en la obra, tras decidir visitarla en octubre de 2012, comprobó que la parte de trabajos pendiente de ejecutar era superior al importe de 5.500 euros y ordenó al vigilante del servicio de Vías y Obras V.L. que realizase unas mediciones exactas de lo que había ejecutado, según se recoge en su declaración judicial.

A preguntas de una parte, la declarante comentó que en relación con esta obra "no tuvo competencia" en labores de dirección facultativa no de dirección de obra. También ha sostenido que "no recuerda" que tras la certificación 2 enviase a un topógrafo para que comprobase el volumen de obra ejecutada por que le parecía excesivo. Agregó que no recuerda "si algún topógrafo intervino en la obra y emitió un informe informando acerca de si los datos que constan en la obra eran correctos".

"RUMORES DE UN IMPAGO"

Mera ha precisado, asimismo, en su declaración, que la Diputación respecto de un impago "no puede realizar ningún tipo de actuación que entre dentro" de las funciones que tiene ella, y añadió que el "único motivo por el que revisa el expediente en octubre de 2012 es que oye rumores de un impago". Según ha asegurado, revisó "porque sí" el expediente a raíz de dicho comentario.

A lo largo de su declaración Ana Belén Mera ha puntualizado que "no hacía llegar las certificaciones en modo alguno a José Antonio Mondelo". Además, subrayó que "nadie de la Unidad de Proyectos ni como tal ni el personal de la misma, tiene la facultad de sustituir al señor Mondelo o quien realice las funciones de dirección de obra en ésta u otra".

Finalmente, ha hecho hincapié que no tiene constancia de que la Diputación ejerza un control respecto del cumplimiento por las empresas contratistas en cuanto a la emisión de las fechas de las facturas".