22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Jordi Pujol ve una "gran conspiración" en España para convertir la catalanidad en algo residual

    BARCELONA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol opinó hoy que existe una "gran conspiración" en España para convertir la catalanidad en algo residual, una "operación contra Cataluña en la que participarían casi todos".

    En una entrevista publicada en el diario 'Avui' recogida por Europa Press, Pujol consideró que hay "gente de fuera de Cataluña" que piensa que ahora es el momento de disminuir la personalidad de Cataluña, no sólo a través de la negociación de la nueva financiación, también mediante la presión política, la amenaza sobre el Estatut en el Tribunal Constitucional (TC) y la inmigración, entre otros aspectos.

    "La batalla que ahora hay no es sólo un problema de financiación, también de conservación de la personalidad propia de Cataluña. Existe el peligro de que nos conviertan en una cosa residual, hace siglos que lo buscan", argumentó el también presidente de CDC.

    Pujol fue especialmente crítico con el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, de quien dijo que está "tomando el pelo" a Cataluña cuando habla de financiación. Concretamente, opinó que Solbes "humilló" a los catalanes durante su comparecencia en el Congreso. "Un país puede perder la guerra, puede perder una confrontación, puede perder mil cosas, pero no se tiene que dejar humillar", exclamó.

    Además, criticó que Solbes utilizara el argumento de los recursos que utilizan los catalanes para la televisión autonómica, lo que es, a su juicio, "un ataque directo al hecho fundamental de la identidad catalana: que es la lengua".

    FRENTE COMÚN Y REACCIÓN DE PAÍS

    Ante esta situación de ataque a Cataluña, Pujol abogó por utilizar el frente común como arma de defensa, pero vio necesario añadir una "reacción colectiva del país", que no significa una manifestación, aunque admitió que en un momento dado "puede convenir hacerla".

    Según Pujol, España no puede tener la sensación de que a los catalanes "se les puede hacer cualquier cosa: engañarlos, ridiculizarlos, discriminarlos". Y para lograr ese objetivo, la pedagogía ya no sirve, pues Cataluña lleva años practicándola y "no ha servido de nada". "Ahora la pedagogía la tienen que hacer ellos", insistió.

    El ex presidente de la Generalitat subrayó que si el resto de España sólo se fija en lo que Cataluña pide, "si continúan explicando que aquí hay persecución del castellano", llega un momento en que hay que decir "no". "Y que no nos vengan con el discurso de la responsabilidad" o con el de la solidaridad, continuó Pujol, que aseguró que Cataluña ha sido más responsable y solidaria que el resto de España.

    Por ello, prefirió que no haya acuerdo de financiación a que haya un mal pacto, y pidió no tener miedo de rechazar la propuesta del Gobierno, ya que, en su opinión, la situación "será antes insostenible para ellos" que para los catalanes.

    Pujol volvió a alabar la actitud firme del presidente de la Generalitat, José Montilla, y aseguró que nadie en su partido le ha criticado por hacerlo, pues se trata de una cuestión de patriotismo.

    Indicó que ahora es necesario que Montilla aplique lo que dijo en el congreso del PSC, cuando aseguró que los socialistas catalanes quieren mucho al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero quieren más a Cataluña. "Es una frase de antología, porque para advertir a alguien de que ya basta, decirlo tan bien y con tan pocas palabras... Es una frase para pasar a la historia", señaló.