17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 14 de marzo de 2008

    José Blanco niega cambios en el PP porque continúa Rajoy y lo invita a dialogar con el Gobierno "en temas sustanciales"

    Asegura que no ambiciona ser ministro y que está centrado en la negociación con las fuerzas políticas para garantizar la investidura

    LUGO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, rechazó hoy que se vayan a producir cambios en el PP debido a la continuidad de Mariano Rajoy, a quien consideró el "responsable" de las estrategias de los populares en la pasada legislatura y copartícipe de la etapa de gobierno con José María Aznar.

    "Creo que Rajoy sigue. Por lo tanto no sé donde está el cambio", respondió Blanco al ser preguntado acerca de qué esperaba de los cambios que pueda experimentar el Partido Popular tras los resultados electorales del pasado domingo.

    En cualquier caso, Blanco expresó su "profundo respeto" a las decisiones que adopte el PP en el ámbito interno y espera que en esta ocasión los populares cumplan "con el compromiso dado a los ciudadanos de ser fiel para promover acuerdos de Estado y dialogar en temas sustanciales con el Gobierno".

    Preguntado por las declaraciones de la presidenta del PP de Euskadi, María San Gil, --quien afirmó que el PSOE "administrará su éxito electoral con más nacionalismo y negociación con ETA"--, Blanco afirmó que la política vasca "lleva mucho tiempo sospechando y tendría que fijarse en los resultados de ambos partidos en el País Vasco".

    Tras esta afirmación, invitó a San Gil a que observe los resultados, porque, dijo, "el PP tuvo un descenso notable, que es un voto contra las políticas crispadoras y negativas que realizó allí el Partido Popular y un ascenso notable del PSOE de Euskadi".

    MINISTROS Y NEGOCIACIÓN.

    Por otra parte, afirmó que en su horizonte, "de momento", no está ser ministro, aunque puntualizó que "no le corresponde a él decidir". "Créame que lo único que me preocupa y ocupa es abrir abrir a partir del 24 de marzo un diálogo con las fuerzas políticas para garantizar la estabilidad parlamentaria y la investidura", aseveró.

    Al respecto, agregó que su futuro no le preocupa y aseguró que no ambiciona ser ministro, aunque puntualizó que la decisión está en manos del presidente del Gobierno en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero.

    Respecto a la negociación que se abrirá a partir del lunes 24 con las fuerzas políticas del arco parlamentario para garantizar la investidura de Zapatero, precisó el compromiso de hablar "con todo el mundo".

    En todo caso, reivindicó que el PSOE "está hoy en mejores condiciones que hace cuatro años para garantizar la estabilidad política y parlamentaria. "Tiene más fuerza y tenemos la voluntad de cumplir nuestro programa electoral y, a su vez, incorporar aquellos elementos que nos parezcan sustantivos después de dialogar con el resto de fuerzas políticas", aseveró.

    Así, se mostró "muy satisfecho" con los resultados del 9-M, que, afirmó, convierten a Rodríguez Zapatero "en el presidente más votado de la historia de la democracia en España".

    Finalmente, se refirió a las declaraciones del presidente del PP de Ourense, José Luis Baltar, quien vinculó la victoria socialista el 9-M con el último atentado de ETA, para reclamarle al barón popular "que se dedique a tocar el trombón, que le sale mejor".