2 de junio de 2020
23 de enero de 2008

La joven asesinada en Alcalá de Henares fue arrojada de un coche y posteriormente su pareja le prendió fuego

ALCALÁ DE HENARES, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

La joven que ayer murió en Alcalá de Henares a manos de su pareja fue arrojada de un coche y posteriormente su asesino le prendió fuego, aunque se desconoce si la mujer estaba viva en el momento en que fue quemada. Un vecino del barrio de Espartales, donde ocurrieron los hechos, fue el primero en avisar a la Policía Municipal.

Según la descripción de este testigo, tal y como la relata el alcalde complutense, Bartolomé González, "en el Camino Viejo de Camarma vio cómo llegaba un vehículo, desde el que se tiraba algo y después se producía un incendio". Explica González que tras ese aviso acudió a la zona la Policía Local y comprobó que se trataba de una mujer ya cadáver y "en ese mismo momento se produce una llamada al 112 en la que un hombre dice que ha cometido un asesinato, que está en un punto geográfico; acuden agentes de Policía Local y le detienen como el presunto autor de los hechos".

El alcalde confirmó que tanto la joven fallecida, de 20 años, como su pareja y presunto asesino, de 22 años, ambos de nacionalidad rumana, eran vecinos del barrio de Espartales, uno de los desarrollos urbanísticos más recientes de Alcalá y en el que viven más de 20.000 personas. El lugar donde se produjo el asesinato es una zona a las afueras de Espartales, en un descampado frecuentado por parejas.