24 de noviembre de 2020
24 de febrero de 2007

De Juana.- Miles de personas rinden homenaje a sus víctimas en un acto que concluye nuevamente con el himno nacional

El PP acusa al Gobierno de "alejarse de las víctimas" y el Ejecutivo le recrimina su conducta "extrema" por sus "insultos e infamias"

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) consiguió reunir esta tarde en la Plaza de Colón de Madrid a miles de personas --78.559, según la Delegación del Gobierno en la capital-- para rendir un emotivo homenaje a las 25 víctimas mortales del preso José Ignacio de Juana Chaos y para demandar al Gobierno que el etarra cumpla íntegramente la condena a tres años de cárcel que le impuso el Tribunal Supremo. El acto, que fue respaldo por el PP y al que precedía la polémica respecto a los motivos reales de la convocatoria, culminó nuevamente con el himno nacional.

A las 17.00 horas, la Plaza de Colón de Madrid se inundó de banderas de España y de pancartas en favor de las víctimas y contra la negociación del Gobierno con la banda terrorista. En éstas, se podían apreciar consignas como 'Memoria, Dignidad y Justicia. Rendición en mi nombre ¡No!' --lema de la concentración--, 'Zapatero, en mi nombre no negocies con ETA' o 'Zapatero, ¿quién está detrás del 11-M?', entre otras.

Durante los prolegómenos del acto desfilaron por la plaza diferentes cargos del PP, como su secretario general, Ángel Acebes, y diversos miembros de la Ejecutiva del partido, como Ignacio Astarloa y Ana Pastor. También acudió la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Destacó la ausencia del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y del ex presidente del Gobierno, José María Aznar.

Asimismo, a la AVT se unieron esta tarde asociaciones como La Rosa Blanca, el Foro de Ermua, Peones Negros y el colectivo de víctimas del País Vasco (Covite), entre otros, y los sindicatos policiales SUP y CEP.

El acto comenzó con la intervención de la actriz María Quintanar, que, con un discurso muy exaltado e impulsivo, exigió al Ejecutivo el cese de la negociación con ETA y criticó que se le pueda llegar a conceder posibles medidas de gracia a De Juana. "Aquí y ahora --dijo Quintanar-- vamos a dar (al Gobierno) 25 razones con nombres y apellidos para decir no a ETA", enumerando, a continuación, a los 25 asesinados que el preso de ETA tiene a sus espaldas.

Tras su intervención, se guardó un emotivo minuto de silencio en memoria de todas las víctimas del etarra, que fue roto por una sonora ola de aplausos y arengas como 'España'. A continuación, le tocó el turno a los testimonios de dos víctimas directas de De Juana, Manuel González Bermúdez y el agente de los TEDAX Gerardo Fuentes, quienes relataron su dolorosa experiencia al ser heridos en dos atentados de ETA en los que intervino el terrorista encarcelado.

González Bermúdez agradeció la presencia y apoyo de los asistentes a la convocatoria y recordó compungido a dos compañeros fallecidos en la Plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986, una pérdida que sintió como si fuera de su "familia".

Especialmente emotiva fue la intervención de Fuentes, que no pudo reprimir las lágrimas y tuvo que hacer diversas pausas durante su discurso, durante los cuales los asistentes gritaban al unísono 'Asesino', en referencia a De Juana. Recordó a su compañero fallecido Esteva del Amo por su esfuerzo en impedir que, durante la firma de la entrada de España en la UE, en 1985, "Madrid se tiñera de rojo" y evitara una verdadera "masacre".

OFRENDA FLORAL.

Tras estas dos intervenciones, comenzó el homenaje a las víctimas en forma de ofrenda floral, que estuvo amenizado por la interpretación de La muerte no es el final, que dio paso a la intervención de Toni Santiago, cuya hija falleció el 4 de agosto del 2002 en un atentado de ETA en Santa Pola (Alicante). Durante su discurso, atacó al entorno de la banda terrorista y al dirigente de Batasuna, Arnaldo Otegi, y exigió la ilegalización de PCTV.

"A ti, Otegi, quiero preguntarte qué hacen tus dos hijos bajo el mismo techo que un miserable como tú", afirmó con vehemencia Santiago, quien le recriminó que su hija tenía "las ilusiones y los principios morales" de los que, dijo, él carece.

También lanzó duras críticas al Gobierno por la "impotencia" y la "humillación" que supone para ella el escuchar un "día sí y otro también a este personaje" y ver, además, que el Gobierno "no hace nada para impedirlo". Le exigió también que no emprenda "ningún tipo de negociación" porque la sangre de su hija, dijo, "será moneda de cambio" para tal fin.

Tras los testimonios, llegó el turno del presidente del la AVT, Francisco José Alcaraz, quien, a pesar de tener previsto leer el manifiesto final del acto, decidió finalmente omitirlo y suscribir íntegramente lo dicho por las víctimas que habían intervenido. No obstante, aseguró que su asociación continuará con la "rebelión cívica".

En ese manifiesto, Alcaraz advertía al presidente del Gobierno que si otorga beneficios penitenciarios a De Juana, estará "ultrajando" la memoria de sus 25 víctimas. "La responsabilidad no es ya de los jueces, ahora es exclusivamente del Gobierno", avisaba Alcaraz.

Sin embargo, el cierre de la concentración vino con el himno de España, que ya sonó en la multitudinaria manifestación que convocó el Foro de Ermua el pasado 3 de febrero, y que provocó una gran polémica, ya que la marcha nacional esta reservada para actos oficiales.

"MUNDO AL REVÉS"

Durante la concentración y en declaraciones a los medios, el secretario general del PP, Ángel Acebes, consideró que "el PSOE dio ayer un paso más alejándose de las víctimas del terrorismo con la votación en el Parlamento vasco, uniéndose a los verdugos y a su entorno al votar a favor de que se les subvenciones, y hoy han dado un paso más no estando en este acto con las víctimas".

"Aquí estamos todos para apoyar a los que sufren y no a los que generan sufrimiento", apuntó Acebes, quien señaló que "el mundo está al revés" cuando son las víctimas del terrorismo las que tienen que andar explicando al Gobierno por qué se manifiestan contra el etarra.

El dirigente 'popular' también se refirió a la muerte de la soldado española Idoia Rodríguez en Afganistán. En este sentido, dijo que "en el País Vasco no hay ninguna guerra, sino unos que matan y otros que mueren, y, sin embargo, en Afganistán están muriendo nuestros soldados y dicen que allí hay paz. Esto es el mundo al revés", insistió.

Sobre los motivos del acto, después de la polémica surgida en torno a si estaba o no dirigido contra la decisión del Tribunal Supremo de rebajar la pena a De Juana, se ciñó a las aclaraciones que ha venido realizando la AVT señalando que esta concentración se convocó en homenaje a las víctimas de De Juana y en demanda del cumplimiento íntegro de la condena impuesta.

En este contexto, el secretario general del PP aprovechó para acusar al Gobierno de "conceder privilegios" al terrorista encarcelado "al permitir que en su habitación pueda estar su novia", para, posteriormente, reincidir en que con la movilización de esta tarde los asistentes pretenden decir al Gobierno "que no puede concederle ningún tipo de privilegios, ni muchísimo menos que se le acorte la pena".

EL GOBIERNO CONTESTA.

Enseguida, la réplica le vino con el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, quien, en declaraciones a Europa Press, acusó al PP de volver "al insulto y la infamia", una conducta "extrema" que, a su juicio, provocará su aislamiento "definitivo" de la sociedad.

"Estos comportamientos que se deslizan más y más hacia conductas extremas, fuera de códigos democráticos, terminará por aislarles definitivamente del sentir general de la sociedad española, que todavía está representada por la tolerancia, el respeto y la convivencia", aseguró Moraleda. Asimismo, y respondiendo directa a las declaraciones del 'número dos' del PP, señaló que las víctimas "necesitan apoyo y consuelo, y no que se las utilice".