19 de octubre de 2019
18 de febrero de 2009

Jueces.- La APM recuerda que la huelga es un "último recurso" que se debe emplear cuando la negociación fracasa

BILBAO, 18 Feb. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, recordó a los jueces que van a secundar una jornada de huelga en la Administración de Justicia que una medida de este tipo es "una última razón, un último recurso" que se debería emplear cuando se constate que el proceso de negociación en el que están inmersos se da por fracasado.

En declaraciones a Europa Press Televisión, eludió entrar a valorar en el posible éxito de la convocatoria porque, resaltó, es "poco dado a los pronósticos, entre otras razones porque se equivoca mucho, prefiere esperar a ver lo que ocurre".

No obstante, confió en que la mayoría de los jueces, "sin que esto signifique ningún juicio crítico", haya confiado en la negociación que están desarrollando las asociaciones de jueces y que, para hacer uso de una medida tan drástica como esa, "se tenga un poco de calma, y se espere a ver lo que resulta de ese proceso de diálogo y negociación".

REUNIÓN CON BERMEJO PENDIENTE

Antonio García recordó que las asociaciones judiciales tienen pendiente una nueva reunión con el ministro de Justicia, que todavía no se producido, entre otras cosas, porque no han querido hacerlo antes de hoy y no interferir así en el desarrollo y resultado de la jornada de huelga.

"Una vez que pase la jornada de hoy, desde luego nosotros retomaremos el proceso de negociación en el que estamos embarcados, y desde luego esperamos entrevistarnos de manera inmediata con el señor ministro", aseveró.

El portavoz de la APM reconoció el derecho que les asiste a aquellos que secunden el paro. "Hay quienes creen que sí y quienes creen que no, eso es una cuestión que desde luego mientras que no esté meridiana, clara y definitivamente despejada a nuestro juicio queda fundamentalmente encomendada a la libre decisión de cada juez, y fundamentalmente a su propia conciencia; o sea que hay componentes no sólo de naturaleza legal, sino también profesional y ética que cada juez debe saber cómo gobernar y desde luego cómo decantar y definir", concluyó.