18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    Jueces.-El colectivo de jueces y magistrados de Valladolid secunda en un 64 por ciento la convocatoria de huelga

    Los huelguistas reconocen que carecen de "cobertura legal" pero entienden que ejercen un derecho fundamental

    VALLADOLID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Cuarenta y tres jueces y magistrados de Valladolid, de un total de sesenta y ocho, es decir, el 64 por ciento, secundaron hoy la jornada de huelga convocada para denunciar la grave situación por la que atraviesa la Administración de Justicia y, por ende, reclamar medidas presupuestarias para evitar el colapso en el que se encuentra.

    "Desconocemos si el Consejo General del Poder Judicial está a la expectativa para imponer sanciones, pero si es así ya nos defenderemos", retó el portavoz de los huelguistas, Francisco Salinero Román, presidente de la Sección Primera de lo Civil de la Audiencia de Valladolid y, a su vez, miembro del Foro Judicial Independiente.

    Éste, junto con otros cuatro representantes de la Asociación Profesional de la Magistratura, la Asociación Francisco de Vitoria, Jueces por la Democracia y los no asociados, hizo de portavoz durante la comparecencia realizada ante los medios de comunicación en la que reconoció que la huelga "carece de cobertura o marco legal" pero, sin embargo, recordó que tanto él como sus compañeros no hacen otra cosa que ejercer un "derecho fundamental".

    En este sentido, Salinero, en declaraciones recogidas por Europa Press, calificó de "injustificable" que en este país el derecho a la huelga siga regulado por un Real Decreto Ley "preconstitucional" de 1977, cuando, por ser un derecho fundamental, la Constitución obliga a que se regule por ley orgánica".

    Con carácter previo al encuentro con los medios informativos, la práctica totalidad de los jueces y magistrados de Valladolid, huelguistas y no huelguistas, protagonizaron a las 12.00 horas una concentración de protesta ante las puertas del Palacio de Justicia. A la misma se sumaron algunos fiscales y, como anécdota, un hombre que portaba un cartel en el que se podía leer 'Gratuidad de las medicinas para los funcionarios jubilados', lo que generó más de una mueca de sorpresa entre los presentes.

    La huelga secundada por el 64 por ciento de los jueces y magistrados de Valladolid, tanto de los tribunales colegiados de la Audiencia Provincial como de los órganos jurisdiccionales unipersonales y de los de Medina del Campo y Medina de Rioseco, provocó la suspensión de algunos juicios, si bien el portavoz del colectivo, Francisco Salinero, destacó la "profesionalidad y responsabilidad" de los convocantes al haber fijado servicios mínimos por iniciativa propia, ante la falta de un pronunciamiento al respecto por parte del CGPJ.

    LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA

    "Estamos casi prestando los servicios completos", aseguró Salinero, quien, en respuesta a quienes mantienen que la huelga de hoy vulnera la tutela judicial efectiva, el portavoz de los huelguistas no negó que tal circunstancia hubiera podido producirse pero sí replicó que tal circunstancia también se vivió durante la huelga que los funcionarios de justicia mantuvieron el pasado año durante más de dos meses.

    "Lo que pase un día no nos preocupa, pues esa tutela que se está invocando estuvo dos meses y pico sin hacerse entonces efectiva, pero también se vulnera, por ejemplo, cuando la Sala de la Contencioso de Valladolid está resolviendo casos de 2002 o cuando un juez de lo Social está señalando juicios para 2010", sentenció.

    En el caso concreto de Valladolid, el miembro del Foro Judicial Independiente incidió en que la huelga convocada está plenamente justificada ante la grave situación por la que atraviesa el Servicio de Administración de Justicia, fundamentalmente derivada de la dispersión de sedes judiciales actualmente existente. Así, frente a las diez sedes en las que se agrupan los órganos judiciales vallisoletanos, Salinero reclamó la puesta en marcha del demandado Campus de la Justicia y su ubicación en un solar del barrio de Girón dotado con una superficie útil de 25.000 metros cuadrados.

    El magistrado también se refirió al hecho de que España, pese a ocupar el octavo puesto en la UE en desarrollo industrial, está muy por debajo de la media en número de jueces por cada 100.000 habitantes. La ratio actual, "pese a las manipulaciones de quien dijo que España estaba a la cabeza, ya que se incluyó entonces a los jueces de paz, es de diez jueces por cada 100.000", denunció Salinero, que reclamó elevar dicha ratio a veinte jueces por cada 100.000 habitantes.