18 de octubre de 2019
15 de julio de 2008

La juez concluye los interrogatorios a los agentes implicados en la operación contra el menudeo de drogas

La juez concluye los interrogatorios a los agentes implicados en la operación contra el menudeo de drogas
EP

   MADRID, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -


   La juez de Instrucción numero 8 de Alcobendas, Nieves Bayo, acordó esta noche ordenar el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza, de cuatro de los imputados en la operación desarrollada en el Molar de Guadalix contra una red de tráfico de drogas, entre ellos, dos ciudadanos de nacionalidad dominicana y dos españoles, informaron a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TCJM).

   Las declaraciones comenzaron a las 12:45 horas y se prolongaron hasta pasada la medianoche. En la primera jornada se tomó declaración a siete de los implicados en la red contra el menudeo de droga, cuatro de ellos dominicanos y tres españoles. La magistrada interrogará hoy al jefe de la Policía local de El Moral, Tomás Felipe Boto, y a los guardias civiles, César Torollo Pérez, y Francisco Llepes.

   Tras tomar declaración a los detenidos, la magistrada dictó autos de prisión contra Hilario A.M, Jhonny A.C, Sergio A.M, y Gonzalo L.M. A los dos primeros, de origen dominicano, se les imputa delitos de cohecho y contra la salud pública, mientras que al resto, de nacionalidad española, un presunto delito por tráfico de drogas.

   Asimismo, la juez decretó la libertad con cargos de Eugenio S.D y las ciudadanas dominicanas Enoelia P. y María Milidys S.C. No obstante, se les imputa delitos contra la salud pública y cohecho por colaborar con los funcionarios imputados. Además, se les impone la obligación de comparecer ante el juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

   Por otro lado, la titular del Juzgado número 8, ha prorrogado la orden de detención de los guardias civiles y del jefe de la Policía local de El Molar. Esta decisión se tomó debido a que esta noche vencía el plazo máximo de 72 horas de detención que permite la ley.  

   Los detenidos llegaron a las 09:00 horas a las dependencias judiciales tras pasar noche en los calabozos de la Guardia Civil de Tres Cantos. Según fuentes consultadas, los agentes del Instituto Armado imputados tuvieron que ser atendidos por síndrome de abstinencia por lo que tuvieron que ser trasladados a un ambulatorio cercano.

   El abogado de los agentes, Rafael Fuentes, rehusó a los periodistas congregados pronunciarse sobre el estado de salud de sus clientes. Se limitó a señalar que la existencia médica se podría haber debido a un ataque de ansiedad, sin querer especificar lo ocurrido en los calabozos.

FALTA MUY GRAVE

   "Mis clientes están perfectamente bien, tranquilos", subrayó Fuentes, quien al ser preguntado sobre si sus defendidos se declaran inocentes respondió: "no lo sé, lo desconozco". El letrado insistió en que no se comunicaba con sus defendidos desde anoche, intentando esquivar las preguntas de los periodistas. La Dirección General de la Guardia Civil abrirá expedientes a los dos agentes de la Guardia Civil por falta muy grave.

   La tónica general de los abogados defensores fue negarse a contestar las preguntas lanzadas por los medios debido al secreto de sumario decretado por la magistrada. "Las actuaciones son secretas y nosotros no podemos comunicar nada, es lo primero que nos ha dicho la jueza", recalcó Isabel García, una de las letradas defensoras.

   La operación se desarrolló el pasado viernes con la detención de 10 personas entre ellas, el jefe de la Policía Local de El Molar y los agentes del instituto armado del puesto de la misma localidad. Se les acusa de distribuir droga a alto nivel y de menudeo.

   El dispositivo judicial arrancó después de detectar la desaparición de cuatro kilos de cocaína que formaban parte de un alijo requisado en una redada.