17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 26 de junio de 2018

    El juez decano de Madrid, que rechazó tramitar la citación de Llarena por Bélgica, será secretario general de Justicia

    Ocupará un puesto clave en la ordenación de los recursos de los juzgados españoles

    MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El juez decano de Madrid, Antonio Viejo, será el nuevo secretario general del Ministerio de Justicia en sustitución de*Antonio Dorado, han informado a Europa Press fuentes de la Carrera. Viejo pasará así a ocupar uno de los cargos estratégicos del Departamento de la ministra Dolores Delgado, del que depende entre otros asuntos la distribución de recursos humanos, materiales y financieros para los órganos judiciales de toda España.

    Viejo, que ocupaba el cargo de juez decano de Madrid desde junio de 2014, fue el magistrado que hace tan sólo una semana rechazó tramitar la citación para el próximo 4 de septiembre realizada por un juez belga al magistrado del Tribunal Supremo que instruye la causa del 'procés', Pablo Llarena, en relación con la demanda civil presentada en dicho país por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y cuatro de sus exconseller.

    A expensas de la ordenación que Delgado tiene previsto realizar en su Ministerio, hasta ahora de la Secretaría General de Justicia dependen a Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia, la*Subdirección General de Programación de la Modernización, la Subdirección General de Nuevas Tecnologías de la Justicia, la Subdirección General de Registros Administrativos de Apoyo a la Actividad Judicial y el Gabinete Técnico de la Secretaría General.

    Viejo, perteneciente a la asociación de jueces Francisco de Vitoria, nació en Madrid en 1959. Estudió Derecho en la Universidad Autónoma e ingresó en la carrera judicial en el año 1988, y su primer destino fue el juzgado de Instrucción nº 4 de Badalona, donde ya ejerció funciones de decano.

    En Badalona continuó en el juzgado Mixto nº 8, que dejó en 1992 para servir en el juzgado de Instrucción número 20 de Barcelona hasta 1994. Durante los siguientes cuatro años se encargó del juzgado de lo Social Único de Segovia y en 1995 tomó posesión del juzgado de Instrucción nº 20 de Madrid. Formaba parte de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Madrid como miembro elegido por los jueces.