28 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

El juez Del Olmo deja libre aunque imputado al joven detenido en Irún tras arrojar pintura roja contra la sede del PSE

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que se encuentra de guardia esta semana, acordó hoy la puesta en libertad de Igor Granado Domínguez, de 19 años, detenido ayer en Irún (Guipúzcoa) y a quien se imputa un delito de daños y otro de acciones terroristas por haber arrojado botellas de vidrio con pintura roja contra la fachada y la persiana de la sede del PSE-EE del municipio.

Fuentes jurídicas señalaron hoy que la decisión de Del Olmo, coincidente con la expresada por el representantes de la Fiscalía tras la declaración del joven, supone que el procedimiento judicial se sigue tramitando y que, pese a que fue puesto en libertad, Granado tendrá que comparecer semanalmente en el juzgado más próximo a su domicilio. También se le ha prohibido abandonar el país.

La defensa del joven señaló durante la vista que la Audiencia Nacional no es competente para entender de estos hechos, puesto que no son de carácter terrorista, según las mismas fuentes. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 señaló que la decisión final al respecto se tomará una vez se practiquen todas las diligencias de investigación necesarias para aclarar lo ocurrido.

Los hechos tuvieron lugar sobre la una de madrugada de ayer, cuando una patrulla de la policía vasca observó a tres jóvenes encapuchados en la Avenida de Guipúzcoa de Irún, en las inmediaciones de la sede socialista. Los tres comenzaron a correr y los agentes salieron en su persecución alcanzando a uno de ellos, que portaba una mochila.

Los ertzainas comprobaron que la Casa del Pueblo presentaba en su fachada y en la persiana varios impactos de pintura roja, además de una pintada realizada con spray en contra de la dispersión de los presos. En la acera también habían arrojado pasquines en referencia al mismo tema.

Al joven se le incautó un verduguillo negro y una mochila que contenía, entre otros objetos, una tapa de un envase de pintura, guantes de látex y bolsas con restos de pintura roja.