16 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

El juez ordena la detención e ingreso en prisión del senador marroquí Yahya Yahya al no acudir a un juicio en Melilla

El juez ordena la detención e ingreso en prisión del senador marroquí Yahya Yahya al no acudir a un juicio en Melilla

MELILLA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Penal número 1 de Melilla ordenó hoy la busca y captura del senador marroquí Yahya Yahya y su ingreso inmediato en prisión después de que no compareciera hoy a una vista judicial en el que se le acusa de un supuesto atentado a agentes de la autoridad, según informaron a Europa Press fuentes judiciales. Yahya se ha negado en dos ocasiones a acudir a esta visita al rechazar la autoridad de los jueces españoles en Melilla al defender que se trata de una "ciudad ocupada".

El juicio estaba convocado para hoy a las 10.15 horas, pero ante la ausencia del Yahya, que ocupa también el cargo de presidente de la Comisión de Amistad Hispano-Marroquí de los senados de ambos países, se ha tenido que aplazar hasta su localización.

Según indicaron las citadas fuentes, la defensa de Yahya expuso en la vista que el parlamentario marroquí no se ha presentado a la visita celebrada en las Torres V Centenario "al no reconocer la españolidad de Ceuta y Melilla y exigir que sea juzgado o bien por un tribunal marroquí o uno internacional".

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Melilla, Inmaculada Lucena, rechazó estos argumentos y ordenó su busca y captura y su ingreso en prisión para poder celebrar el juicio por un caso que se remonta al año 2006, cuando la Policía Nacional tuvo que hacer una intervención en su domicilio de Melilla, en la que se produjeron acusaciones mutuas de agresión entre los agentes policiales y el senador.

Yahya Yahya, nacido y residente en Melilla, se ha destacado en las últimas fechas en su clara oposición a la españolidad de Ceuta y Melilla y ha organizado concentraciones contra la visita de los Reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía a ambas ciudades los días 5 y 6 de noviembre, y una fallida expedición al islote del Perejil el día 10 de diciembre, prohibida por Marruecos al no tener residencia en la localidad marroquí más próxima al islote.