3 de marzo de 2021
23 de enero de 2008

El juez que propició la anulación del nombramiento de dos magistrados del TS recusa al CGPJ por no cesarles

MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juez de Asturias que propició la anulación del nombramiento de dos magistrados de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo pidió hoy la recusación de los miembros de la Comisión de Calificación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por no cesarles después de que el alto tribunal anulara estas decisiones por falta de motivación y creer que les volverá a designar en sus puestos.

En un escrito remitido al órgano de gobierno de los jueces, al que ha tenido acceso Europa Press, el abogado de Serrano, José Luis Mazón, solicita la recusación del presidente de la Comisión de Calificación del CGPJ, José Merino, y de los vocales de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) en este órgano, al entender que favorecieron "de forma consciente y deliberada" a José Manuel López García de la Serrana, afiliado a este colectivo judicial, y Rosa María Virolés "con la evidente mira de volver a nombrarles el mismo día de su cese".

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo solicitó la semana pasada al CGPJ y a los dos magistrados de lo Social que alegaran lo que estimaran oportuno con respecto al incidente de ejecución de la sentencia que el pasado mes de noviembre anuló sus nombramientos por no haber sido suficientemente motivados. El juez de Asturias, por su parte, solicitó su inmediata destitución, dado que ambos continúan aún en sus puestos.

SE QUEBRANTA LA IMPARCIALIDAD

Serrano destaca en su escrito que la actuación del CGPJ quebranta "el deber de imparcialidad, espina dorsal del actuar administrativo", y que la participación de los dos jueces en una reunión que la Sala Especial de Conflictos celebró en diciembre deja "bien al descubierto el ánimo de no cumplir el fallo de la sentencia del Pleno del Tribunal Supremo".

"Todas las irregularidades aunque se cuezan en lo íntimo dejan sus vestigios y en este caso los hechos cantan", señala la petición de Serrano, que especifica que la ley incluye como motivos de recusación la existencia de "lazos asociativos" entre las autoridades o el personal que adoptan una decisión administrativa y los interesados.

El Pleno de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo dio la razón al juez de Asturias en una sentencia del pasado 27 de noviembre, en la que acordaba anular las dos designaciones porque no fueron suficientemente motivadas. Esta sentencia concretó los requisitos que deben cumplir los nombramientos en la cúpula judicial.

Hasta su designación como magistrados del Supremo, que se produjo en octubre de 2006, López García de la Serrana estaba destinado en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, mientras que Virolés Piñol ocupaba el mismo puesto en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.