22 de noviembre de 2019
7 de septiembre de 2009

La juez rechaza la petición de puesta en libertad del acusado por el crimen del Pumarejo en Sevilla

SEVILLA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La titular del Juzgado de Instrucción número 20 de Sevilla, Nieves Martínez, ha rechazado la petición de puesta en libertad realizada por la representación jurídica de Juan Luis G.G., de 46 años de edad y acusado de acabar con la vida de un sujeto de 44 --José V.M.-- en la plaza del Pumarejo clavándole un destornillador a modo de arma blanca.

Así lo dieron a conocer a Europa Press fuentes del caso, quienes especificaron que la juez responsable de investigar el caso ha rechazado esta petición, manteniendo por tanto al procesado en prisión. Hay que recordar que la acusación particular ya manifestó su total oposición a la puesta en libertad del encartado.

En este sentido, las mismas fuentes indicaron que tanto la Fiscalía de Sevilla como la acusación particular han calificado como asesinato --lo que conllevaría una pena de 15 a 20 años de prisión-- los hechos que tuvieron lugar el pasado 24 de diciembre de 2008, cuando el acusado acabó presuntamente con la vida de José V.M., mientras que la defensa pidió la libre absolución de su patrocinado.

Al hilo de ello, conviene recordar que la juez encargada de investigar el caso ha solicitado una serie de pruebas forenses psicológicas y psiquiátricas del imputado para tratar de dilucidar su nivel de imputabilidad, pues Juan Luis "podría estar algo afectado" en este sentido. Por ello, la juez se encuentra a la espera de recibir los resultados de estas pruebas forenses, momento a partir del cual determinará las actuaciones a seguir en base al nivel de imputabilidad que presente el único imputado por estos hechos.

LOS HECHOS

José V.M. falleció el pasado 24 de diciembre en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen Macarena, donde había ingresado el día previo tras haber sido apuñalado con un destornillador en la plaza del Pumarejo, un lugar que frecuentaba y donde era ampliamente conocido por el vecindario.

A cuenta del crimen, fue detenido Juan Luis G.G., de 46 años, con 57 detenciones anteriores y "numerosísimas" requisitorias judiciales, un hombre que recientemente había salido en libertad tras cumplir condena por uno de los citados antecedentes. De hecho, en poder de Juan Luis G.G. los agentes de la Policía Nacional localizaron el destornillador con el que se habría perpetrado el crimen, ocurrido en el marco de una disputa.