21 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

La Junta andaluza destina más de 26,6 millones a incrementar las pensiones asistenciales y no contributivas

Las pensiones contributivas se complementarán con una ayuda de 102,96 euros anuales y las asistenciales, de 994 euros

SEVILLA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno aprobó hoy ayudas sociales de carácter extraordinario para los beneficiarios de las pensiones asistenciales y no contributivas. Estas prestaciones adicionales, que aumentan un 8 por ciento en ambos casos, alcanzarán el próximo año los 26,6 millones de euros y beneficiarán a más de 121.000 personas (el 74% mujeres).

Las primeras de estas aportaciones se dirigen a los 15.878 perceptores en Andalucía de las pensiones del Fondo de Asistencia Social y Subsidio de Garantías de Ingresos Mínimos, con un importe total de 15,78 millones de euros. Su cuantía individual, que se fraccionará en cuatro pagos a lo largo de 2009, asciende a 994,12 euros (un 32% del importe anual total de la pensión), según explicó la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

De la cifra de personas beneficiarias, 13.547 son mujeres. Por provincias, destacan Málaga, Sevilla y Cádiz, con 3.551, 3.365 y 3.009 pensionistas, respectivamente. Les siguen Almería (1.988), Córdoba (1.208), Granada (1.051), Jaén (1.000) y Huelva (706).

Respecto a las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, que percibirán 105.222 personas en la comunidad autónoma, el próximo mes de enero la Junta abonará mediante pago único una ayuda complementaria individual de 102,96 euros, lo que supondrá un gasto total de 10,83 millones de euros.

En este caso, el colectivo de personas beneficiarias también está integrado mayoritariamente por mujeres (76.738). El reparto provincial lo encabeza Sevilla, con 23.890 pensionistas, seguida de Málaga (21.717), Cádiz (19.299), Córdoba (9.666), Granada (9.506), Jaén (7.526), Huelva (7.001) y Almería (6.617).

Desde 1989, la Junta viene aprobando ayudas extraordinarias para las pensiones asistenciales de personas mayores, enfermas o con discapacidad que carecen de posibilidades laborales. En el caso de las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez, el Gobierno andaluz ya concedió ayudas adicionales en 1999 y entre los años 2003 y 2008.