2 de diciembre de 2020
25 de junio de 2007

Juzgan a los cuatro acusados de agredir a Acebes (PP) durante un acto de la precampaña de las autonómicas en Martorell

BARCELONA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El juicio contra los cuatro vecinos de Martorell (Barcelona) acusados de agredir al secretario general del PP, Ángel Acebes, en un acto de la precampaña de las elecciones autonómicas tendrá lugar mañana a las 12.30 horas en el Juzgado de Instrucción número 1 de este municipio.

Los hechos transcurrieron el pasado 10 de octubre, cuando Acebes, y el presidente del PP en Cataluña, Josep Piqué, participaron en un mitin en el Centro Cultural de Martorell, ante el que se concentraron unas 200 personas para protestar contra la presencia de los populares en la ciudad. Entre ellas estaban los cuatro acusados, que supuestamente agredieron a Acebes.

Pese a que la Guardia Civil, quien presentó la denuncia contra los vecinos de Martorell, los acusó de un "delito contra el orden público, atentado contra la autoridad, resistencia y desobediencia", finalmente serán juzgados por "un delito de faltas por desobediencia", por el que sólo pueden ser condenados a pagar una multa de 30 y 180 euros, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.

Si la denuncia se quedó en "un simple juicio de faltas" es, según la abogada de los acusados, Carme Herranz, porque las pruebas que se han ido presentando demuestran que "no existieron" las agresiones denunciadas por la Guardia Civil.

En declaraciones a Europa Press, la abogada explicó que, entre las más de 80 fotos sobre los hechos del pasado 10 de octubre, "no hay ni una sola donde se vean las agresiones". Denunció también que las declaraciones que ha hecho la Guardia Civil hasta el momento han sido "contradictorias".

Por parte de la Guardia Civil, asistirán mañana al juicio cuatro agentes y un quinto intervendrá a través de videoconferencia. También está previsto que asistan al juicio colectivos cercanos a los acusados, entre los que hay un militante de ERC y otro de la CUP. Los otros dos no tienen ninguna filiación política.