25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Juzgan hoy en Málaga a un venezolano para el que piden 40 años por maltratar a su pareja y violarla

MÁLAGA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sección Octava de la Audiencia de Málaga tiene previsto juzgar hoy a un hombre de 29 años, de nacionalidad venezolana, acusado de maltratar durante varios meses a su compañera sentimental, hasta generar una situación de convivencia "insoportable" que llevó a la víctima a romper la relación en dos ocasiones. La Fiscalía solicita un total de 40 años de prisión por varios delitos de malos tratos y por tres delitos de violación, además de otro de amenazas.

Según las conclusiones provisionales del fiscal, a las que tuvo acceso Europa Press, el presunto agresor y la víctima comenzaron en noviembre de 2006 una relación sentimental y se fueron a vivir juntos a Benalmádena (Málaga) en enero de 2007, momento "a partir del cual, el procesado, ha venido ejerciendo todo tipo de actos de violencia, degradantes y vejatorios contra ella".

La acusación pública señala en su escrito inicial que trató de apartarla de sus familiares y amigas e intentó que "no trabajara y se quedara en el domicilio limpiando y cocinando, echándole en cara de forma continua supuestas infidelidades, llegando a golpearla en multitud de ocasiones, tanto en la intimidad del domicilio como fuera de él".

Según relata el ministerio fiscal, a mediados de enero se produjo el primer hecho en un bar de Torremolinos (Málaga), cuando comenzó una discusión y el acusado "abofeteó en el rostro" a la mujer, "sin que conste que llegara a herirla pues no acudió al médico". Según el escrito, no consta en muchas ocasiones si la mujer sufrió heridas puesto que "no recabó asistencia médica".

Asimismo, el fiscal indica que en tres ocasiones el acusado le propuso tener relaciones sexuales, a lo que la víctima se negó, accediendo finalmente al intimidarla y atemorizarla. Poco después de esa primera presunta agresión sexual, la mujer rompió la relación, pero el procesado insistió en retomarla, encontrándole trabajo incluso, tras lo que ella accedió.

Posteriormente, "prosiguieron las agresiones", por lo que la víctima volvió a irse a casa de sus padres a vivir, pero un día quedó con la víctima en su casa, según señala la acusación pública, donde "la emprendió a golpes con ella, llegando incluso a pasarle alrededor del cuello el cable del cargador del móvil". Una vez fue a buscarla al trabajo y, supuestamente, la amenazó.

Ese día, la mujer decidió denunciar al acusado, que ya había sido condenado en diciembre de 2006 como autor de un delito de maltrato en el ámbito familiar del que fue víctima su esposa. Para el fiscal, los hechos constituyen seis delitos de maltrato, con la agravante de reincidencia; tres de violación, con la agravante de parentesco; uno de amenazas leves y otro de maltrato habitual.

Además de la pena de prisión, la Fiscalía solicita que se prohíba al acusado, actualmente en prisión, acercarse a la víctima a menos de 500 metros durante más de 70 años y no pide indemnización, puesto que la víctima renunció expresamente a todo resarcimiento.