20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    Kosovo.- Un boletín del Elcano avisa del precedente de aceptar la independencia cuando no se abogó por ella en 1999

    Advierte también de que es "injusto" para Serbia y subraya que "hoy por hoy" el derecho internacional está del lado de Belgrado

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Dos catedráticos de Derecho internacional advierten en un boletín del Real Instituto Elcano del "precedente peligroso" que sentaría que la comunidad internacional abogue en la actualidad por la independencia de Kosovo cuando no lo hizo en una época en que tuvo motivos para ello, en alusión a la guerra de 1999.

    Asimismo, avisan de que el informe del enviado especial de la ONU para Kosovo, Marthi Ahtisaari, lanza el mensaje de que "si un colectivo secesionista que vive en un Estado soberano, democrático y dispuesto a aceptar una autonomía más que razonable a los pueblos que en él viven consigue crear una situación de crisis tal que haga insoportable la convivencia, la comunidad internacional reconocerá su derecho a la independencia".

    El plan Ahtisaari apuesta por una independencia de Kosovo "supervisada" por una presencia civil y militar internacional, lo que finalmente va a aplicarse en la ex provincia serbia sin el acuerdo de Serbia.

    Así lo ven los catedráticos Romualdo Bermejo García, de la Universidad de León, y Cesáreo Gutiérrez Espada, de la Universidad de Murcia, en el artículo 'La independencia de Kosovo a la luz del derecho de libre determinación', difundido por el Real Instituto Elcano.

    Bermejo y Gutiérrez consideran asimismo que el reconocimiento de la independencia de Kosovo no es "ortodoxo desde un punto de vista estrictamente jurídico", además de "injusto" para Serbia, una nación "democrática y respetuosa" con el derecho internacional en la actualidad, frente a la "Yugoslavia ciega, sorda y muda" ante los derechos del pueblo kosovar en 1999, cuando la comunidad internacional abogaba por una autonomía para Kosovo y no por la independencia.

    En contra de la posición de la UE con respecto a que Kosovo constituye "un caso sui géneris que no sienta ningún precedente", los autores sostienen que la solución que se dé al estatuto kosovar sentará un precedente para otros casos similares "tanto en Europa como fuera de ella".

    De otro lado, los autores analizan en su artículo la independencia de Kosovo a la luz del derecho de libre determinación que, aplicado a los pueblos nacionales no coloniales, "les protege de no ser excluidos del Gobierno del Estado ni perseguidos por su raza, credo o color".

    "Por lo tanto, ni independencia ni un régimen de autonomía sino derecho a ser tratado en pie de igualdad, de estricta igualdad, con el resto de la población del Estado". Dicho de otra forma, "los pueblos nacionales que viven en un Estado soberano tienen un derecho de autodeterminación interna pero no externa", como sí ocurre con los pueblos coloniales.

    REPLANTEAR EL DERECHO DE LIBRE DETERMINACIÓN

    No obstante, los autores reconocen que ha habido países en Europa en los que pueblos que vivieron décadas en un Estado soberano, como Yugoslavia, han roto por la fuerza de las armas sus lazos con él y son hoy "soberanos e independientes". Lo que plantea "la duda", a su juicio, de si "el derecho internacional está cambiando en relación precisamente con esta norma y en su aplicación a los pueblos nacionales que forman parte de un Estado".

    En este sentido, apuntan la "conveniencia de encontrar de una vez una respuesta jurídica clara y firme" al principio de libre determinación para los pueblos.

    Por otra parte, los autores advierten de que la independencia de Kosovo plantea, además del riesgo de un cambio nuevo de fronteras, el de una "una eventual fusión" con Albania, lo que puede llevar, en su opinión, a una "mayor desestabilización" en la zona.

    También alertan de que, salvo Montenegro, todos los otros países de la antigua Yugoslavia recurrieron a la vía de la declaración unilateral de independencia, "lo que llevó en algunos casos a las guerra de todos conocidas".

    Los catedráticos aseguran, en relación con la declaración unilateral de independencia que, "hoy por hoy" el derecho estaría del lado de Serbia, que es un "Estado democrático y que ofrece a Kosovo una autonomía muy amplia".