17 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

En libertad provisional por delito de atentado los dos ganaderos detenidos durante la carga policial en Valladolid

A su vez, los presuntos implicados presentaron denuncia contra la policía por delito de lesiones

VALLADOLID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 6 de Valladolid decretó hoy libertad provisional para las dos personas que fueron detenidas ayer en el Puente de Isabel La Católica durante los enfrentamientos registrados entre ganaderos y agentes de la Policía Nacional, en el que resultaron lesionados tanto manifestantes como algunos funcionarios policiales, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Los dos detenidos, uno de ellos de Segovia y otro de Horcajo de Las Torres (Ávila), pasaron esta mañana a disposición del Juzgado de Instrucción número 6, donde, a preguntas sobre lo ocurrido y asistidos por una abogada de Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), reconocieron haber participado en la manifestación pero negaron haberse empleado con violencia contra los antidisturbios pues, según alegaron, la carga policial les "pilló en medio".

Tras su declaración, ambos ganaderos, a quienes se imputa un delito de atentado a agentes de la autoridad, quedaron en libertad provisional. No obstante, los dos ganaderos, que desde ayer habían permanecido en dependencias policiales, aprovecharon su estancia en el edificio de los juzgados para, a su vez, presentar denuncia contra la policía por delito de lesiones, ya que como consecuencia de la carga uno de ellos sufrió lesiones en la boca y la nariz y el otro presenta hematomas en distintas partes del cuerpo.

Su detención se produjo durante los graves incidentes registrados a la conclusión de la manifestación celebrada ayer en Valladolid convocada por las organizaciones profesionales agrarias Asaja, UCCL, UPA y COAG, además de las cooperativas agrarias, a la que acudieron 5.000 personas según los convocantes y 1.500 según las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con el fin de expresar su protesta por la situación de crisis del sector ganadero.

En los violentos disturbios, focalizados en la confluencia del Paseo de Isabel La Católica y el puente del mismo nombre, ganaderos que pretendían cortar el tráfico fueron repelidos por antidisturbios de la Policía Nacional, que utilizaron sus porras y dispararon pelotas de goma con el fin de evitarlo.