8 de abril de 2020
2 de abril de 2008

Llamazares asegura que el Rey tiene la expectativa de que esta legislatura haya menos crispación

Traslada al Rey sus quejas sobre el sistema electoral y reflexionan sobre el "anacronismo" que es ETA

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, aseguró esta tarde, después de reunirse con su Majestad el Rey don Juan Carlos, que durante su encuentro comentaron el tema de la crispación política, y la "expectativa de que la próxima legislatura tenga menor grado de confrontación y crispación, donde aparte de los temas ideológicos, ocupen la agenda política temas que interesan y afectan directamente a los ciudadanos, como el empleo y la vivienda". "El jefe del Estado comparte la expectativa en relación a que esta legislatura pueda ser una legislatura de un menor grado de crispación", aseguró.

En rueda de prensa a la salida del encuentro, Llamazares destacó que también hablaron de expectativas políticas con respecto a la investidura y de expectativas de alianzas políticas que se pueden producir, tanto en la investidura como durante la legislatura. Asimismo, dijo que le trasladó sus quejas sobre el sistema electoral y que terminaron hablando de terrorismo y de lo "anacrónico" que es que una organización intente imponer sus ideas con la violencia.

Llamazares traslado al monarca las quejas de su organización sobre el sistema electoral y trató de explicarle, según sus propias palabras, las "dificultades" de este sistema "anómalo" para ser "al mismo tiempo representativo y garantizar la gobernabilidad". También hablaron de la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero, de la coyuntura política y de lucha contra el terrorismo.

Explicó que este fue uno de los temas que centraron su charla, y agregó que le dijo que este sistema electoral "no es una buena aportación" para la gobernabilidad, y es una "dificultad para la representación, sobre todo de la tercera fuerza política".

SISTEMA ELECTORAL "ANÓMALO"

"Es anómalo que un millón de votantes se consideren marginados por el sistema electoral. Lo hemos comentado de manera extensa y hemos hablado de la situación política en general, de incertidumbres económicas que vive el país, que afectan a la construcción y que tendrán consecuencia en otros sectores y el empleo", expuso.

Preguntado sobre la opinión del Rey acerca de una hipotética reforma del sistema electoral, Llamazares consideró que el jefe del Estado "no está para dar opiniones sobre una determinada reforma electoral". "Le hemos transmitido la paradoja de nuestro sistema electoral, donde partidos con 300.000 votos tienen 5 veces más que otros con 900.000, lo cual rompe el principio democrático de una persona un voto y le hemos explicado esa situación", indicó.

Según aseguró el líder de IU, don Juan Carlos le hizo preguntas sobre este asunto, y avanzaron en un "análisis de la situación electoral", pero sin "ir más allá, porque tampoco es su tarea hacer valoraciones o juicios políticos".

ETA ES UN "ANACRONISMO"

En esta línea, agregó que terminaron hablando de terrorismo, de la situación "del día de ayer en Mondragón". "Hemos terminado hablando de terrorismo, de la situación del día de ayer en Mondragón. Pero sobre todo, para hacer una reflexión sobre el anacronismo de organizaciones que intentan imponer la política mediante la violencia y la dificultad para acabar con ésta. Esto lo comentamos al final", explicó.

Preguntado sobre si hablaron de pactos de Estado, dijo que sólo en relación al tema antiterrorista, acerca del que Llamazares le transmitió su "convicción de que para acabar con el terrorismo es imprescindible una alianza sin excepciones ni exclusiones de las fuerzas políticas y las instituciones, particularmente de las vascas".

ACUERDOS ESTABLES

Asimismo, planteó que ambos reconocieron que da la impresión de que no va a haber acuerdos estables de Gobierno esta legislatura, "al menos en el inicio". Añadió que han compartido que las cosas son así y que parece que será el escenario de la legislatura, pero sin hacer ninguna valoración.

"IU verá cual es el programa que presenta el PSOE y el candidato, pero que a priori no parece que haya por su parte y de Zapatero una voluntad de conformar una mayoría más amplia que la de sus diputados y que incluso Zapatero optará por una segunda votación para ser investido. Nos situamos en una situación abierta y crítica, y veremos qué da de sí la legislatura", explicó.

En este sentido, agregó que cuando no tienes capacidad de articular una mayoría absoluta de la Cámara, no cabe duda de que "tienes un flanco débil". Además, agregó que el PSOE se plantea "una legislatura abierta, a la carta y no progresista a la izquierda".