12 de agosto de 2020
4 de abril de 2008

Llamazares defiende el grupo ERC-IU-ICV frente al fraude del sistema y calcula que el BNG se mantendrá en la investidura

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, afirmó hoy que el grupo parlamentario creado con ERC e ICV es una solución técnica para dar voz a las minorías frente a un sistema electoral que califica de "fraude" y contra el que IU va a iniciar movilizaciones. Según explicó, la suma del BNG se ha utilizado como "mecanismo de seguridad" frente a la "rigurosidad" del PSOE y del PP y calcula que los nacionalistas gallegos se mantendrán con ellos en el debate de investidura de la próxima semana.

El nuevo grupo parlamentario se registró ayer por la tarde con la denominación de ERC-IU-ICV y la presencia de siete diputados: tres de ERC, uno de IU, uno de ICV y los dos del BNG. Habrá dos portavoces, uno de Esquerra y la otra plaza se la irán turnando IU e ICV. También dejó claro que a IU-ICV no le une un programa político con Esquerra, pero al menos han conseguido que, con el nuevo grupo, se pueda oír la voz de un millón de votantes.

El hecho de que el BNG no aparezca ni en la denominación ni en las portavocías del grupo confirma que la presencia de los nacionalistas gallegos sólo es temporal. No obstante, Llamazares calcula que, a día de hoy, lo previsto es que se mantengan al menos hasta el debate de investidura, donde las cuatro formaciones habrán de repartirse el tiempo disponible para el grupo.

"MECANISMO DE SEGURIDAD" FRENTE A PSOE Y PP.

En cualquier caso, Llamazares agradeció al BNG su incorporación al grupo parlamentario, una operación a la que, según explicó, se ha recurrido como "mecanismo de seguridad" ante la actitud de las formaciones mayoritarias, el PSOE y el PP, a los que achacó una interpretación "extremadamente rigurosa" del Reglamento, pues mantiene que el grupo de ERC-IU-ICV podría haber sido admitido sin los gallegos porque sólo se había quedado a tres centésimas del mínimo exigido.

A su juicio, en estos días se ha apreciado una "doble vara de medir" y cierta "hipocresía" en quienes han criticado la división del Grupo Mixto. También restó trascendencia a las razones económicas ya que, según dijo, sólo conllevará acceder a la subvención por el envío de propaganda electoral en la última campaña, un dinero que servirá para pagar los créditos bancarios pedidos y las facturas postales.

CAMPAÑA CONTRA LA LEY ELECTORAL.

Llamazares recalcó que, mientras que el nuevo grupo parlamentario cumple el mandato constitucional de garantizar la voz de las minorías, la vigente supone un "fraude" a esos principios. Por ello, IU aprovechará su espacio en el Parlamento para pedir la reforma del Reglamento del Congreso y para apoyar su campaña contra la Ley Electoral, que se traducirá en la difusión de un manifiesto, presentación de iniciativas parlamentarias y de mociones en ayuntamientos y parlamentos autonómicos, y movilizaciones "en la calle".

Llamazares declinó entrar en polémicas con la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, quien ha tachado de fraude y de chapuza la creación de este nuevo grupo parlamentarios. "Todos salimos beneficiados --recordó a la diputada del Grupo Mixto--. Y en ningún caso este nuevo grupo es una chapuza porque cumple todos los requisitos que exige el Reglamento".