30 de noviembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Llega a Filipinas la ayuda humanitaria de la AECI para los afectados del tifón 'Durian'

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ayuda humanitaria enviada por España a comienzos de semana para paliar las consecuencias del paso del tifón Durian por Filipinas ha llegado esta madrugada al aeropuerto de Legazpi (Filipinas), según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El cargamento fue recibido por los efectivos que conforman el operativo coordinado por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI): cinco médicos del DYA, un técnico de SETA (Sociedad Española de Tratamiento de Agua), la jefa del Servicio de Emergencias de la AECI, María Eugenia Martín-Sanz, y el coordinador de la Oficina Técnica de Cooperación de la AECI en Filipinas, Jesús Molina.

Tanto el operativo de emergencia como el material de ayuda se encuentran ya en la ciudad de Guinobatan, situada a 20 kilómetros de Legazpi, en la provincia de Albay, donde las consecuencias del tifón se dejaron sentir con mayor intensidad.

Ante la amenaza de la llegada de un nuevo tifón este sábado, no se realizará, por el momento, el despliegue del hospital de campaña, y el personal sanitario se incorporará, entre tanto, al hospital y ambulatorio local.

La planta potabilizadora de agua, enviada por la AECI, que surtirá a la población de Guinobatan, se instalará en el campo de deportes municipal a instancias de las autoridades locales. Allí se realizará la depuración del agua que será enviada desde Legazpi en camiones cisterna y distribuida, una vez purificada, a la población en bidones de 10 litros de capacidad.

Las autoridades civiles de Guinobatan, alcalde y gobernador de la provincia, están prestando su colaboración al equipo español, que ha constatado la gravedad de los daños personales y materiales en la zona.

Según las autoridades, sólo en la localidad de Guinobatan -de 75.000 habitantes-- existen, por el momento, 189 fallecidos y 300 desaparecidos. A esas cifras se añaden las 2.056 personas que perdieron sus viviendas a causa del alud de tierra volcánica procedente del Mayon. Según las mismas fuentes, el 80 por ciento de las infraestructuras de la población está interrumpido: desde el servicio eléctrico y de agua potable hasta la línea férrea que une Albay con Manila.

El operativo de ayuda de emergencia puesto en marcha por España comenzó el pasado viernes, 1 de diciembre, con una primera aportación de 200.000 dólares por parte de la AECI, a través de su Oficina Técnica de Cooperación en Manila, para la compra de material de primera necesidad, agua y alimentos.

El pasado sábado, siguiendo el protocolo de emergencia, el secretario general de la AECI y técnicos del área de Ayuda Alimentaria y de Emergencias se reunieron con Comunidades Autónomas y organizaciones no gubernamentales para analizar el tipo de respuesta a dar a esta catástrofe.

Dos días después, un avión Hércules despegó del aeropuerto de Torrejón de Ardoz con una carga humanitaria compuesta por una planta potabilizadora con kits complementarios de almacenaje y distribución de agua potable, 600 bidones con capacidad para transportar 10 litros de agua cada uno, 2 palets de cubiertas impermeables, tiendas de campaña, 2 grupos electrógenos, un hospital de campaña y material sanitario puesto a disposición por la organización Detente y Ayuda (DYA), y 3 palets de medicamentos (1 kit general de emergencia que sirve para atender a 10.000 personas durante tres meses, 1 kit de acción inmediata, 1 kit de pediatría, 1 kit de obstetricia y 1 de traumatología).

El equipo de técnicos sanitarios coordinados por la AECI, que se encuentra en el terreno, tiene previsto su regreso dentro de dos semanas, aunque queda abierta la posibilidad de reforzar este operativo si las circunstancias lo requieren.