23 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

C-LM, preocupada por que Cataluña está tensando la cuerda, confía en que "se baje el tono" del debate de la financiación

Asegura que C-LM es la tercera región que tiene más acelerado el proceso de reconocimiento y pago de la Ley de Dependencia

TOLEDO, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Castilla-La Mancha confía en que "se baje el tono del debate" abierto en torno a la reforma del modelo de financiación autonómica, en que se alcance un buen "acuerdo" tanto a nivel nacional como regional, y se muestra preocupado por que regiones como Cataluña estén "tensando la cuerda".

A preguntas de los medios, durante la rueda de prensa que ofreció hoy para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno que con carácter extraordinario se celebró hoy, el viceportavoz del Gobierno, Fernando Lamata, se mostró confiado en que Castilla-La Mancha obtenga una buena financiación para hacer frente a todas sus competencias, y una mayor corresponsabilidad fiscal.

En este reparto, según Lamata, deben primar indicadores como la población, la dispersión geográfica o el crecimiento porque es lo "racional y lo legitimo", e insistió en que el documento final debe beneficiar a todas las autonomías por igual.

"Sería recomendable una actitud rigurosa y responsable, donde todos peleemos para defender los intereses de nuestra región, aunque al final el acuerdo tiene que beneficiar a todos, y todos tenemos que ganar en ese gran acuerdo", defendió.

Para ello el también portavoz castellano-manchego aseguró que la actitud del presidente regional, José María Barreda, en todo este proceso va a ser la de la responsabilidad, y la de colaboración en la búsqueda de un buen acuerdo para España y Castilla-La Mancha.

LEY DE DEPENDENCIA.

De otro lado, el vicepresidente primero se pronunció, a preguntas de los medios, sobre las críticas lanzadas desde filas del PP sobre la aplicación de la Ley de Dependencia en la región. "Tenemos datos y son muy favorables, frente a la información incompleta, imparcial y en muchos casos falsa del PP" dijo.

Sobre este asunto Lamata aseveró que los datos de aplicación en Castilla-La Mancha sobre "muy favorables", pues un total de 2.500 personas reciben ayuda económicas, y cerca de 12.000 son perceptores de otro tipo de prestación, de tal forma que es la tercera región que tiene más acelerado el proceso de reconocimiento y pago de esas prestaciones.

Reconoció el también portavoz que hay dificultades a la hora de poner en marchar una normativa que afecta a tanta gente, "pero nuestra gestión, en este caso, se anticipó creando una serie de equipos de evaluación que en términos relativos y absolutos tiene ya la aplicación de los pagos que corresponde a las ayudas".