29 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

López dice que el pleno demostró que el discurso de Ibarretxe está "agotado" y es "más propio del abertzalismo radical"

Critica que el lehendakari fue "incapaz de poner nada nuevo encima de la mesa, sólo recetas y fórmulas del pasado"

BILBAO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, aseguró hoy que el Pleno de Política General celebrado ayer en el Parlamento vasco demostró "claramente" que "estamos al final de un ciclo" porque el lehendakari, Juan José Ibarretxe, mantuvo un discurso "agotado", con un lenguaje "más propio del abertzalismo radical" que de un jefe del Ejecutivo vasco.

En declaraciones a la prensa con motivo de su visita al stand del PSE-EE en la feria para mayores que se celebra en el BEC de Barakaldo, López explicó que el lehendakari fue "incapaz de poner nada nuevo encima de la mesa, sólo recetas y fórmulas del pasado".

El dirigente socialista también criticó las expresiones utilizadas por Ibarretxe "cuando hablaba de las alambradas, del pueblo oprimido y de los ciudadanos pisoteados", que supone un lenguaje "poco propio de un lehendakari y mucho más propio del abertzalismo radical".

Además, consideró que Ibarretxe fue "incapaz de aportar ninguna esperanza, nada que ilusione a la sociedad vasca, ni siquiera en cuanto a la crisis económica" a pesar de "la cantidad de recursos económicos que tiene en sus manos el Gobierno".

López destacó que el lehendakari fue "incapaz de poner encima de la mesa proyectos y propuestas para paliar los efectos de esta crisis" debido a que su discurso y su liderazgo pertenecen al pasado, mientras en Euskadi "se está abriendo una nueva mayoría para un nuevo tiempo".

"Se está abriendo el tiempo de poner las instituciones al servicio de los ciudadanos, de que el Gobierno vasco ponga las prioridades allí donde están las prioridades de la sociedad vasca y se deje de sus obsesiones particulares que sólo nos dividen y nos enfrentan.

El tiempo de la unidad, de definir un proyecto compartido para toda Euskadi que dé ilusión y esperanzas a la sociedad vasca", añadió.

En este sentido, añadió que éste es el proyecto del PSE que "ayer se vio que les molestaba mucho" a los miembros del tripartito debido a que "están muy nerviosos porque ese nuevo tiempo no es el suyo".

López apostó por sumar una nueva mayoría que "haga de este país el país que se construye entre todos y no unos contra otros, el país que busca el entendimiento y no la división".

NAGUSI

Sobre su presencia y la de su partido en Nagusi, a la que el PSE-EE viene acudiendo desde hace años, explicó que supone una "obligación" estar cerca de los mayores, un colectivo "que nos ha permitido llegar hasta aquí" gracias a "su esfuerzo y su sacrificio".

También dijo que los socialistas quieren compartir con los mayores "un tiempo agradable de ocio", a la vez que recibir "sus inquietudes, sus quejas, sus necesidades" que tienen mucho que ver con la cuantía de sus pensiones, con problemas de atención social y sanitaria. "Sobre todo ésta es una generación muy solidaria y ellos reclaman un futuro para sus hijos y para sus nietos", añadió.

"Nosotros decimos que las pensiones todavía no están a los niveles que nos gustarían, pero estamos haciendo esfuerzos para ello. De hecho la complementariedad de las pensiones en el País Vasco existe gracias a una propuesta del Partido Socialista y además les decimos que todo nuestro objetivo es que sus hijos y sus nietos tengan un futuro en Euskadi y no se tengan que ir", indicó.