5 de abril de 2020
18 de mayo de 2014

López insta a "enseñar la puerta de salida" a Rajoy y decir a Cañete que "su sitio está en casa, no en Bruselas"

Alerta del "nacionalismo del siglo XIX", que "aunque hable de la Europa de los pueblos", busca "la Europa de las aldeas"

DURANGO (VIZCAYA), 18 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha llamado a "parar la insoportable complacencia" de Rajoy y "enseñarle la puerta de salida", así como a decir a Cañete, mediante el voto al PSOE, que "su sitio está en casa, no en Bruselas".

Además, ha alertado del "nacionalismo del siglo XIX", que "aunque hable de la Europa de los pueblos", busca "la Europa de las aldeas". "El domingo tenemos la gran oportunidad de parar a la derecha en Europa, en España y también aquí en Euskadi", ha defendido.

Durante su intervención en el Día de la Rosa, que su formación ha celebrado en la localidad vizcaína de Durango, López ha recordado los "tiempos duros" de "dictadura y exilio", pero también de "resistencia ante la violencia terrorista" sufridos por el PSE, y ha defendido que ser socialista "es una forma de enfrentarse a la vida".

"Somos socialistas porque sabemos que todos nacemos iguales y vamos a luchar para que todos tengamos las mismas oportunidades ante la vida, porque defendemos la libertad de todos, que nadie, ninguna ley, ninguna Conferencia Episcopal, ni Ministro Gallardón, puede imponer a una mujer cuando ser madre o cuando no serlo", ha dicho.

La "lucha por la igualdad" es, en su opinión, la que "tanto le molesta a la derecha, que en cuanto se quita la careta aparece con su verdadero rostro". "Que en cuanto dejan de leer el guión que les han escrito y se muestran tal y como son de verdad, dan miedo", ha destacado.

Por ello, ha advertido a la militancia de que, con sus votos, deben decir al cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, "que su sitio no está en Bruselas sino en su casa". "Que se vaya para casa porque no queremos que en Europa nos devuelvan a la caverna del machismo y la prepotencia que es donde está él y su partido", ha dicho.

También ha destacado el espíritu del PSE de "combatir la injusticia", y, en este punto, ha recordado la existencia de seis millones de parados y las 700.000 familias españolas sin ningún ingreso. A su juicio, este tipo de situaciones hacen pensar que "el PSOE "es más necesario que nunca" porque debe ser "el partido que cambie, que dé un giro radical, a las políticas de pobreza que la derecha nos está imponiendo en todas partes".

Para el máximo dirigente del PSE, la elecciones europeas "son la primera oportunidad para demostrar que el Partido Socialista ha vuelto con toda su fuerza y que está dispuesto a cambiar las cosas". Por ello, se ha mostrado convencido de que el PSOE vencerá en las urnas "para empezar a recuperar Europa y para recuperar este país".

López ha mostrado su disgusto con la actual Europa en la que, "algunos cruzan países, con su dinero escondido en maletines, para ocultarlo en paraísos fiscales" o se sigue "jugando a guerras de papel para ver quién manda más", se destinan 700.000 millones de euros a ayudar a unos cuantos bancos mal gestionados ni las "reuniones de urgencia, entre dos o tres personas, que deciden el futuro de países enteros, imponiendo sus recetas y sus dogmas de fe".

"A mí no me gusta la Europa que tenemos hoy, pero la solución no es salirse de ella. La solución es cambiarla. Queremos más Europa pero una Europa distinta", ha señalado.

En su opinión, "el problema" es que la derecha gobierna la Unión, "y Europa sólo será Europa si la gobierna la izquierda". Por ello, ha puntualizado que el domingo que viene " no sólo nos enfrentamos el PP y el PSE, no sólo está en juego si aplicamos unas políticas u otras". "El 25 de mayo se enfrentan dos mundos. Dos formas de entender la dignidad humana. Dos modelos sociales radicalmente distintos", el modelo de "la solidaridad" y aquel en el que "los pocos que progresan, lo hacen caminando sobre la miseria de todos los demás".

A su juicio, las diferencias entre PP y PSOE quedaron claras en el debate que enfrentó a ambos partidos porque "Elena (Valenciano) defendió a las personas defendió la igualdad y la libertad de toda la ciudadanía" mientras el cabeza de lista de los populares al Parlamento Europeo, Miguel Arias Cañete "defendió una retahíla de números para ocultar lo indecible". "Números porque al Partido Popular sólo le interesa la fila de ceros que hay detrás de algunas cuentas. Y si las cuentas están en Suiza mejor", ha señalado.

Además, se ha mostrado convencido de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "está muy cómodo con lo que está pasando" porque "para él lo importante no es oponerse a la Troika, sino demostrar que es su alumno más aventajado". "Y por eso dice que las cosas van bien", pese a que el aumento del desempleo, de la deuda, del "sufrimiento" o la "desigualdad". "Rajoy ha conseguido hacernos el segundo país más desigual de Europa. Ha aumentado todo menos el bienestar, la esperanza, la libertad y los derechos ciudadanos", ha censurado.

Por ello, ha reprochado al presidente del Gobierno que afirme que "la cosa va bien". "Es insoportable su complacencia y por eso tenemos que pararle, tenemos que hacer que no encuentre excusa en las políticas europeas. Tenemos que enseñarle la puerta de salida y decirle que no queremos más recetas que están arruinando este país", ha apelado.

Por ello, ha llamado a acudir a las urnas el 25 de mayo con el objetivo de que Europa "vuelva a ser la casa común de los ciudadanos y ciudadanas", porque "sin la izquierda Europa de disuelve, se deshace, se rompe".

EUROPA ANTIGUA

El líder socialista ha criticado a quienes quieren "volver a la Europa antigua de enfrentamientos y divisiones, la Europa antigua de nacionalismos egoístas a los que les gustaría levantar nuevas fronteras, la de los nacionalismos que quieren trocear de nuevo el continente, porque sólo les importa cómo les va a ellos". Ha alertado ante el crecimiento del "egoísmo de estado-nación que puede acabar con el sueño europeo" y ha llamado a "enfrentarse a ellos".

López ha arremetido también contra los nacionalistas, quienes con "un nacionalismo del siglo XIX", que "aunque hable de la Europa de los pueblos, lo que quiere es la Europa de las aldeas, de los territorios encerrados en sí mismos y enfrentados a todos los demás".

"Unos y otros jugando a envolverse en enormes banderas patrias para no ver la realidad de los ciudadanos y ciudadanas que no necesitan enfrentamientos y divisiones, que no quieren nuevas fronteras, sino respuestas a sus problemas", ha proseguido.

Tras aclarar que "los socialistas somos tan vascos como el que más", ha advertido de que no desean "una Europa troceada, sino unida, fuerte y solidaria, que una esfuerzos y no que levante nuevas murallas". "El domingo tenemos la gran oportunidad de parar a la derecha en Europa, en España y también aquí en Euskadi", ha dicho.

Por ello, ha reclamado "un gran esfuerzo" para "convencer" del voto socialista y evitar la abstención. "Movilizarse es la forma de castigar a la derecha y el castigo que más les duele, el que les duele de verdad, es el voto al PSOE",

Tras reconocer que el PSOE ha cometido errores que han "pagado bien caro", ha asegurado que, "de nuevo en pie, podemos llevar la cabeza muy alta y decir: yo también soy socialista y he venido a cambiar el mundo".

Para leer más