16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 14 de enero de 2009

    López no comparte la petición del Gobierno vasco de que Piñeiro no sea reelegido en el cargo

    Espera que el TS determine que la acusación popular "no tiene legitimidad" y que "no hay nada punible" en su actuación

    BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSE-EE, Patxi López, no compartió hoy la petición del Gobierno vasco de que el presidente del TSJPV, Fernando Ruiz Piñeiro, no sea reelegido en el cargo, porque supone "condicionar" la elección del Poder Judicial y, por tanto, "politizar la Justicia".

    El representante socialista expresó su esperanza en que el Tribunal Supremo determine que el TSJPV tiene razón al haber archivado, en pleno juicio, la causa abierta contra él, Rodolfo Ares, el lehendakari Juan José Ibarretxe, y cinco miembros de la izquierda abertzale por las reuniones que mantuvieron estando Batasuna ilegalizada. En este sentido, dijo que desea que el alto Tribunal determine que la acusación popular "no tiene legitimidad" y que "no hay nada punible" en su actuación.

    En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, López expresó su esperanza en que, "a pesar de que se haya anunciado un recurso ante el Tribunal Supremo", éste no ordene la repetición del juicio, sino que "venga a dictaminar lo mismo que se ha decidido en este momento, que no hay fundamento para este juicio, que no hay legitimidad en una acusación popular etérea y difusa para seguir adelante y, sobre todo, que no hay nada punible en lo que hicimos en su momento".

    Además, le pareció "mal" la petición del Gobierno vasco para que el presidente del TSJPV, Fernando Ruiz Piñeiro, no sea reelegido en el cargo. "Lo mismo que yo he criticado duramente la estrategia de la derecha y del PP por judicializar la política y de todo aquello que era incapaz de solventar en el debate y crítica política llevarlo a los tribunales, me parece mal la politización de la Justicia", añadió.

    En este sentido, dijo que está "mal que, desde la política, se intente condicionar, incluso, unas elecciones que le corresponden a los propios jueces". "Deberíamos estar cada uno en nuestra parcela, que para eso son poderes independientes, y no intentar condicionarse y enredar unos a otros porque estaremos haciendo un flaco favor a todas las partes. Por lo tanto, me parece bastante mal esa declaración, esa intención del Gobierno vasco, que es una más de una larga trayectoria en ese sentido", manifestó.

    SIN SALUDO A OTEGI

    Preguntado por qué no saludó durante el juicio al ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, después de haberse reunido con él en julio de 2006, Patxi López aseguró que "las circunstancias cambian".

    "Ya no tenía nada por lo que acercarme al señor Otegi en estos momentos. En aquel entonces había una esperanza que teníamos la inmensa mayoría de la sociedad vasca de conseguir la paz y que ese mundo que vivía al margen de la democracia y en connivencia con la violencia, se integrara en democracia, y no fue capaz el señor Otegi de poner el arrojo suficiente en ese camino para hacerlo posible", añadió. En este sentido, rechazó que en estos momentos haya "alguna línea abierta" entre su partido y la izquierda abertzale.