19 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

López (PSE) cree que debería haber "asunción de responsabilidades" por juicios como el que se celebrará contra él

BILBAO, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, consideró hoy que debería haber "una asunción de responsabilidades" por juicios como el que se celebrará en el TSJPV a partir del próximo 8 de enero contra él, el también representante del PSE-EE Rodolfo Ares y el lehendakari, Juan José Ibarretxe, por reunirse con cinco miembros de la ilegalizada Batasuna, que también se sentarán en el banquillo de los acusados por supuesta desobediencia.

Tras destacar el importante coste que supondrá la vista oral, a la que se han citado "testigos de Sudáfrica, de Irlanda y no sé cuántos otros sitios, para que luego quede en nada y naciendo de una situación que no tiene ningún sentido", dijo que tendría que ser la propia Justicia la que "pusiera freno".

En una entrevista concedida a Radio Popular, recogida por Europa Press, López insistió en que "debiera de haber asunción de responsabilidades por este tipo de cosas", y precisó que "había jurisprudencia suficiente como para haber evitado que este juicio siguiera adelante". "Pero, desde luego, no vamos a entrometernos los políticos a decidir qué es lo que tiene que hacer la Justicia, que, luego, nos sacan cantares", dijo.

El líder de los socialistas vascos manifestó que el enjuiciamiento tiene "un impulso político", ya que el PP "llevó a los tribunales" a los dirigentes del PSE-EE. Además, calificó de "sorprendente" que el juicio se celebre casi en precampaña electoral y que se llegue a sentar en el banquillo después de que el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón autorizada la reunión que él y Ares mantuvieron el 6 de julio de 2006 "con ese mundo de la izquierda abertzale en el proceso de paz para intentar que se integrara en la democracia".

Asimismo, recordó que existe el precedente del 'caso Botín', en el que se establece que, si no existe Fiscalía o acusación particular se debe sobreseer la causa. "Pues aquí hay acusación popular, con el Foro de Ermua y Dignidad y Justicia, y sigue para adelante", añadió.

También subrayó que se pretendió llevar a los tribunales al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "por dialogar con ETA en el proceso de paz y el Tribunal Supremo dice que la Justicia no es quién para determinar las agendas ni los calendarios, de los gobiernos o de los partidos políticos. "Y aún así el juicio sigue para adelante y se pone prácticamente en una precampaña electoral. Parece sorprendente", señaló.

Por último, aseguró que él acudirá al juicio "con tranquilidad de conciencia", con la convicción de que "no hay nada punible" en su actuación, "y esperando en que esto va a acabar en nada". "Lo que pasa es que nos han anunciado más de 20 días de juicio, con una especie de desfile de carnaval de testigos de toda condición, desde el presidente del Gobierno de España, el Ministerio del Interior, los consejeros, no sé qué expertos de Sudáfrica, de Irlanda...es un poco excesivo", concluyó.