20 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

Madrazo condena los ataques de ayer y apuesta por "una izquierda abertzale libre de ETA"

Insta a ETA a que desaparezca y a que asuma que "el problema no es la independencia, sino el empleo y la vivienda"

SANTURTZI (BIZKAIA)

El coordinador general de EB-Berdeak y candidato a lehendakari por esta formación, Javier Madrazo, condenó los ataques perpetrados ayer en Bilbao contra profesionales de los medios de comunicación y un batzoki, y apostó por "una izquierda abertzale libre de ETA". Tras defender que "todas las sensibilidades" puedan estar en las elecciones, manifestó que no se puede "amenazar, chantajear o extorsionar a nadie" y pidió a ETA que desaparezca. "El problema de la sociedad vasca no es la independencia, sino el del empleo", destacó.

En un acto celebrado junto a la nueva sede del partido de izquierdas en Santurtzi, al que asistieron más de un centenar de militantes de EB, Madrazo se refirió a los numerosos incidentes que protagonizaron radicales ayer en Bilbao, después de que la Ertzaintza impidiera una manifestación de D3M tras prohibirla el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

El líder de EB rechazó "los ataques contra medios de comunicación" y la sede social del PNV en el Casco Viejo bilbaíno y precisó que su partido "siempre ha defendido derecho de todas sensibilidades a poder presentarse a las elecciones, por convicción democrática", pero precisó que "la ilegalización de ideas no justifica la vulneración de derechos fundamentales y no se puede justificar bajo ningún pretexto la amenaza y el chantaje".

"Por eso, pedimos a la izquierda abertzale que se desmarque de ETA y que asuma que el problema de la sociedad vasca no es la independencia, ése no es el problema de la juventud vasca, es el problema del empleo y de la vivienda, no la independencia", añadió.

A su juicio, "tienen que saber que hoy ETA es un cáncer para esta sociedad, porque se siguen vulnerando derechos fundamentales, pero también es un cáncer para la izquierda porque nos impide situar en el centro del debate lo que preocupa a la ciudadanía y nos impide plantar cara a la derecha".

EN EL PARLAMENTO

"Ezker Batua-Berdeak quiere que la izquierda abertzale esté en el Parlamento vasco, y queremos que esté porque apuesta, de verdad, por las vías pacíficas y democráticas. Queremos que esté en el Parlamento vasco para poder trabajar conjuntamente, no por la independencia, porque nosotros somos federalistas, pero sí por el empleo estable y por la vivienda digna", aseveró.

No obstante, insistió en que su partido "quiere una izquierda abertzale libre de ETA, comprometida con los derechos sociales, para poder trabajar conjuntamente en la defensa de políticas de progreso".

"Hay un campo de acción común, aunque nos separen otras muchas cosas, pero nada de esto es posible mientras callen ante la violencia, miren hacia otro lado cuando ETA actúa o legitimen actos de violencia y sabotaje como los ocurridas ayer en Bilbao o el viernes en Elorrio", dijo.

Javier Madrazo consideró que "Euskadi necesita avanzar hacia la unidad de la izquierda social para hacer una piña contra la derecha económica, pero, para ello, ETA tiene que desaparecer primero". "Y creo que éste es un buen momento para decirle a ETA, una vez más, que se disuelva, que deje trabajar a Batasuna en libertad, con autonomía", señaló.

Según apuntó, "el problema de la juventud vasca hoy no es la independencia", sino "el empleo y la vivienda". "Y cuando ETA lo asuma, habremos dado un paso de gigante hacia la paz y hacia la normalización política", concluyó.