1 de diciembre de 2020
20 de abril de 2006

Maragall asegura que las diferencias con ERC "no impiden" la continuidad de su gobierno

BARCELONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, recordó hoy que el Estatut "lo hace el Parlament" y no el Gobierno por lo que las diferencias entre los socios del tripartito, en especial por el rechazo de ERC al texto, "no impide que gobernemos juntos". Es más, Maragall esgrimió como garantía la "filosofía profunda y efectiva" que todos los socios de Gobierno comparten y que permite que "nos pongamos de acuerdo para hacer lo que la gente pide, que es gobernar".

Maragall se manifestó en estos términos ante las demandas del líder de CiU, Artur Mas, para que el presidente catalán garantice una posición "única y exclusiva" del Gobierno de la Generalitat ante el referéndum del Estatut. Mas insistió en que un referéndum convocado por el Gobierno de la Generalitat no puede afrontarse con el presidente pidiendo el 'sí' y el 'primer ministro' pidiendo "cualquier cosa menos el sí".

Por contra, Maragall esgrimió como argumento que la convocatoria la hace el "presidente de la Generalitat y no el presidente del Gobierno", algo que consideró "debería diferenciar" Mas.

No obstante, previamente y en respuesta a ICV-EA, Maragall aseguró que tanto él como presidente, como sus consellers deberán "aprovechar cualquier actuación" para "poner en evidencia las mejoras" que supone el nuevo Estatut para la acción del Gobierno.

Según Maragall, el nuevo Ejecutivo afrontará la campaña con "toda normalidad" y recordó que ya se está trabajando en las campañas de difusión del nuevo Estatut en comparación con el actual y para promover la participación en el referéndum.

Maragall destacó especialmente el esfuerzo de ICV-EA en la difusión del texto y señaló que "todos los partidos deberían imitar" su actitud de divulgación del contenido "en positivo y con entusiasmo". "Nos corresponde a todos trabajar en la difusión, explicación, didáctica y pedagogía del Estatut", dijo.

A juicio de Maragall, "el mejor argumento para promover la participación será conocer el texto" y para ello se enviará un ejemplar a cada hogar de Cataluña.

Por su parte, el líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, materializó su intención de superar el debate del Estatut y puso sobre la mesa hasta cinco retos que debe afrontar Cataluña en el futuro más inmediato --inmigración, cohesión social, modernización, internacionalización de la economía y defensa y preservación del catalán--.

Maragall, que celebró la reincorporación de Carod a la actividad política tras superar una angina de pecho y destacó la calidad de sus intervenciones parlamentarias, subrayó que los temas señalados por el líder de ERC forman parte de la "hoja de ruta" de su Gobierno.