17 de agosto de 2019
  • Viernes, 16 de Agosto
  • 5 de enero de 2014

    Margallo hablará en Barcelona de Europa sin eludir el independentismo

    MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

       El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, arrancará su agenda política en 2014 con una visita a Barcelona para participar en un debate sobre el futuro de Europa en el que no eludirá referirse a la deriva independentista del presidente de la Generalitat, Artur Mas, avanzan a Europa Press fuentes de su departamento.

       El jefe de la diplomacia española hablará el miércoles 8 de enero ante el foro Tribuna de Barcelona, que cuenta entre sus miembros fundadores con diversas instituciones catalanas como la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, y diversas empresas, entre las que figuran Abertis, FCC, Gas Natural, Banco Sabadell o Sony España, por citar algunas.

       García-Margallo pronunciará un discurso "potente" sobre los retos que afronta Europa, señalan las fuentes, que dan por hecho que en el turno de preguntas no faltarán alusiones a los últimos intentos de Mas de internacionalizar el proceso soberanista que viene defendiendo.

       El pasado 20 de diciembre, Mas remitió una carta al presidente de la Comisión Europea y a los líderes europeos en busca de apoyos a la consulta independentista convocada para el próximo 9 de noviembre.

       Este movimiento de Mas intentando una interlocución directa con los jefes de Estado y de Gobierno europeos es calificado de "inaudito" por altos cargos del departamento que dirige José Manuel García-Margallo, que sin embargo tienen claro que no tendrá mayores consecuencias.

       De hecho, tras la carta de Mas no fue necesario iniciar una ronda de contactos con los países a los que se dirigió la misiva ya que todos tienen claro que su interlocutor es "el Gobierno español" y no un presidente autonómico, señalan las fuentes.

       Así, en Exteriores no se espera que ninguno de los Gobiernos extranjeros con los que Mas ha intentado un acercamiento responda a la carta del presidente catalán con algo más que un protocolario acuse de recibo.

       Y es que, antes de la carta y el memorando de dos páginas que Mas ha enviado también a 45 ministros de Exteriores en defensa de la consulta catalana, Exteriores remitió a su red de Embajadas y Consulados un amplio argumentario de casi 200 páginas para que hablen con una sola voz a la hora de contrarrestar la campaña auspiciada por el independentismo catalán.

       Entre otras cosas, en ese documento se explica cómo una eventual declaración de independencia por parte de Cataluña implicaría para los catalanes la pérdida de la ciudadanía europea, que se tiene por ser nacional de un Estado miembro de la UE.

       Como han repetido en varias ocasiones los máximos representantes de las instituciones europeas, Cataluña quedaría automáticamente fuera de la UE si se escinde de España y tendría que solicitar su adhesión al club, que tendría que ser aceptada por unanimidad entre todos los Estados miembros.