5 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Mari Luz.- Jueces y secretarios judiciales de Sevilla protestarán mañana por las sanciones impuestas a Tirado y Gálvez

Los secretarios judiciales se concentrarán a las puertas de la Audiencia Provincial y celebrarán una asamblea, mientras que los jueces han convocado una Junta

SEVILLA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios judiciales de Sevilla se concentrarán a partir de 10,00 horas de mañana a las puertas de la Audiencia Provincial en señal de protesta por la sanción de dos años de suspensión de empleo y sueldo impuesta a Juana Gálvez, la secretaria del Juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla, cuyo titular, Rafael Tirado, no ejecutó una sentencia pendiente por abusos sexuales contra el presunto asesino de Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, según informaron a Europa Press fuentes judiciales.

Así las cosas, los secretarios judiciales --en la capital hispalense hay alrededor de 90-- permanecerán una media hora concentrados para, posteriormente, celebrar una asamblea en la cuarta planta de la Audiencia sevillana, donde retomarán el trabajo diario a las 13,00 horas tras 180 minutos de parón, si bien los juzgados no estarán totalmente "vacíos" al haberse fijado unos servicios mínimos.

Tanto el Colegio Nacional de Secretarios Judiciales como la Asociación Progresista de Secretarios Judiciales ya pusieron de manifiesto que la "escandalosa" sanción responde a un intento de "ocultar" la "propia inoperancia" del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. A juicio de los secretarios, la culpa del 'caso Mari Luz' la tiene el "estancamiento" en el que se encuentra la Administración de Justicia.

De otro lado, los jueces de Sevilla también celebrarán mañana una Junta para analizar las "injerencias" políticas relacionadas con la sanción de 1.500 euros impuesta al titular del Penal 1, Rafael Tirado. La idea de una Junta de Jueces en cada partido judicial salió de la reunión que los jueces decanos de España mantuvieron el pasado 8 de octubre en Cádiz, donde mostraron su "rotundo rechazo" a las "constantes injerencias" de los responsables políticos en las facultadas disciplinarias que "competen exclusivamente" al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

En relación al expediente disciplinario que se está tramitando al juez Rafael Tirado por no ejecutar una sentencia contra el presunto asesino de la pequeña Mari Luz Cortés, los jueces entienden "intolerables las indicaciones" de los responsables políticos sobre la sanción concreta que debería imponerse "según su particular criterio".

Asimismo, señalaron que confían en que el Consejo General del Poder Judicial "esté a la altura de las circunstancias como máximo garante de la independencia judicial". Finalmente, manifestaron que "las críticas vertidas pretenden, básicamente, ocultar responsabilidades del poder político en la secular carencia de medios personales y materiales para afrontar la abrumadora carga de trabajo que soportan los juzgados".