20 de octubre de 2020
20 de diciembre de 2010

Mas sugiere la gestión sanitaria privada y hace un guiño a la escuela concertada

Mas sugiere la gestión sanitaria privada y hace un guiño a la escuela concertada
EP

BARCELONA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder de CiU y futuro presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha sugerido la gestión privada de los servicios sanitarios y ha hecho un guiño a los centros escolares de titularidad concertada, durante el debate de investidura en el Parlamento catalán.

Ante un tripartito que ha reforzado las redes sanitaria y educativa de titularidad pública, ha apostado por "buscar las mejores fórmulas de gestión" de los servicios sanitarios públicos.

Mas ha indicado que la sanidad es un elemento de interés público, "lo que no implica que quien presta el servicio deba ser necesariamente la administración".

También ha hecho un guiño a los centros educativos privados concertados, defendiendo que las familias deben tener una "mayor libertad a la hora de escoger centro educativo de sus hijos".

El debate sobre educación debe centrarse en los resultados y no en "el anacrónico y paralizante debate sobra la titularidad de las escuelas", ha dicho, alegando que todos los centros escolares, con independencia de su titularidad, dan un servicio de interés público.

RECHAZA EL COPAGO

Mas también ha indicado que hay que tender a "responsabilizar" más a los profesionales en la gestión de los recursos sanitarios, y ha rechazado establecer el copago para garantizar la financiación del sistema público de salud.

Según Mas, hay que "decidir, como país y por amplio consenso, qué catálogo de servicios" deben continuar ofreciéndose forma gratuita a todos los ciudadanos y quienes no. En cualquier caso, ha recalcado que descarta frontalmente el copago, porque perjudicaría a los sectores sociales más vulnerables.

También ha abogado por modificar las condiciones de jubilación de médicos, revisar los estudios de medicina ya que la demanda supera con creces la oferta.

En educación, uno de sus ejes será reducir "a la mitad el fracaso escolar en ocho o diez años", puesto que en la actualidad el 30% de los adolescentes de 16 años no acaba la ESO.

Otra prioridad educativa será que los escolares logren "un dominio pleno del catalán, castellano e inglés" al finalizar su etapa educativa, y ha reivindicado que el catalán siga siendo la lengua vehicular en la enseñanza.

En políticas sociales, dará un mayor protagonismo a las familias, priorizando la "promoción de la natalidad", y que su prioridad es que el 55% del presupuesto de la Generalitat se destine al gasto social.