16 de septiembre de 2019
4 de abril de 2008

Matute junto a otros dirigentes de EB plantean revisar la actuación del partido, incluida su continuidad en el Gobierno

BILBAO, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario de EB y miembro de la Presidencia, Oskar Matute, junto a otros cinco dirigentes de esta formación, plantea, a la vista de los resultados electorales de este partido, revisar todas sus actuaciones y abrir un debate sobre su continuidad en el Gobierno vasco.

Estos planteamientos se recogen en una carta que, según confirmó el propio Matute a Europa Press remitieron el pasado lunes a la Presidencia. El dirigente de EB no quiso hacer más valoraciones sobre el contenido de la misma porque, según indicó, esperaran a conocer la reflexión y debate que se produce en la reunión del Consejo político del próximo lunes.

La carta aparece firmada, además de por Matute, por la concejala del Ayutnamiento de San Sebastián, Duñike Agirrezabalaga, la responsable de finanzas y miembro dde la presidencia, Beatriz García Gallastegui, el responsable institucional y miembro del consejo político, Gorka Urkiza, el abogado y ex miembro de la presidencia, José Angel Esnaola, y el ex director de Bienestar Social del Gobierno vasco, Angel Bao.

En la misma plantean realizar una "sincera autocrítica" tras los resultados obtenidos por EB en las pasadas elecciones, en las que perdió la mitad de su electorado.

Los dirigentes de la formación aseguran que su objetivo no es hacer este documento "contra nadie ni a favor de nadie" y que lo que les mueve es su convencimiento de que "la forma de hacer las cosas" en su organización, "en la que todos hemos participado", de alguna manera, "debe concluir". "Los últimos resultados electorales obtenidos por EB el pasado 9 de marzo así lo requieren también", señaló.

En su opinión, esos resultados no se pueden atribuir únicamente al bipartidismo y al sistema electoral, sino que existen otras causas "internas, profundamente vienculadas a la vida interna de la organización, que explican lo que sólo puede calificarse de fracaso electoral".

Por ello, asegura que están obligados "a hacer autocrítica, una profunda y sincera autocrítica". Los firmantes de la carta aseguran que no se puede permitir que el PSE sea la fuerza que "está siendo capaz de transmitir a la ciudadanía unos mensajes de ilusión y renovación".

En este sentido, creen que el partido está obligado a replantearse las líneas estratégicas de acción política que han venido sosteniendo en los últimos años. "Así sostenemos que todas y cada una de las líneas de actuación pública que Ezker Batua-Berdeak viene manteniendo deben ser revisadas a fin de valorar la necesidad y justificación de su permanencia o no. Incluida, por supuesto, nuestra acción de gobierno en todos los ámbitos institucionales en los que hasta ahora la misma viene llevándose a cabo", aseguran.

A su juicio, si EB no responde "rápidamente" a las demandas que la sociedad vasca está planteando, su proyecto político "se agotará antes o después".

Asimismo, creen que se "deben abrir las ventanas de Ezker Batua-Berdeak para que entre aire fresco, para que nos lleguen las voces y las demandas reales de la gente y clases populares que queremos representar".

Los dirigentes de EB hicieron un llamamiento a sus bases y simpatizantes para construir un "tiempo nuevo" en el que "la ilusión por la acción política de izquierdas ejecutada por mujeres y hombres libres sea la seña de identidad de Ezker Batua-Berdeak".

Además, hicieron otro llamamiento a su responsabilida para evitar que este proceso que demandan que se abra de forma inmediata venga precedido de "estériles divisiones internas o se paralice por absurdas luchas fratricidas". "Todos y todas sabemos perfectamente que ello nos obliga a sacrificar cualquier interés personal o de grupo en favor de los intereses generales que existen tras el proyecto político que defiende nuestra organización, el cual se encuentra por encima de cualquiera de nosotros y nosotras", concluyen.