1 de diciembre de 2020
20 de abril de 2006

Mayor Oreja asegura que ETA no dejará de "romper España" aunque adquiera poder institucional

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente del Grupo Popular Europeo, Jaime Mayor Oreja, advirtió hoy que ETA, además de ser una organización terrorista, nació con el objetivo de "romper España" y, en su opinión, "no cejará en esa tarea y en ese esfuerzo" aunque adquiera "poder en las instituciones vascas".

Aseguró, además, en declaraciones a CNN+ recogidas por Europa Press, que el proceso abierto tras la declaración de alto el fuego realizada por la banda terrorista, constituye un "error político histórico" porque conduce a la legitimación, legalización y establecimiento de la banda en los Ayuntamientos vascos a pesar de la existencia del mencionado objetivo, que según su visión, es irrenunciable para el grupo terrorista.

"Creo que vamos a ver la cara desagradable del proceso pronto quizá después de unas elecciones generales" vaticinó, advirtiendo que ETA no se conformará con concesiones sobre organización o presos ya que hace de "la ruptura de España su razón de ser y de estar". Así, "seguirá en la tarea de, a través de la autodeterminación, crear expectativas de ruptura y de alejamiento de España", insistió.

Destacó, además que el anuncio le provoca dos tipos de respuestas, una convencional de "esperanza y alegría", y otra, más sincera, que es de "preocupación" e "inquietud" ya que es "evidente" que hay una negociación con la banda terrorista.

En este sentido, señaló que él nunca ha creído en una negociación política con ETA y, dijo que "evidentemente, se está negociando un precio político por la paz". Así, concretó que estamos ante un proceso "que tiene una primera parte secreta, opaca" hasta la declaración de alto el fuego de ETA y otra, "que significa esencialmente para ETA una etapa de reivindicación y de lucha para obtener los objetivos políticos que no ha logrado en estos 25 años y que se concentran en Navarra y la autodeterminación".

Estamos, en su opinión, ante un proceso puesto en marcha "desde hace tiempo" con dos protagonistas principales, ETA y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y en el que, concretó, el Ejecutivo ha tenido que impulsar "una serie de procesos políticos" para "obtener credibilidad" en la interlocución con la banda terrorista.

"Se está cambiando la idea constitucional de España. Hoy, Cataluña es una nación y, mañana, Andalucía es una realidad nacional; se ha puesto en crisis el pacto por la Libertad y Contra el Terrorismo; hay una sensación de que vivimos una segunda Transición", explicó.

En este sentido, explicó que el Estatut ha puesto "patas arriba" la estructura constitucional española para que "la conversación, el diálogo, o la negociación" con ETA tuviese "credibilidad". "Para que ETA tuviese razones para pensar que esta vez sí que hay una negociación política y que el Gobierno está dispuesto a cambiar cuestiones que habían sido sustancialmente acordadas por los dos grandes", precisó.

TERRITORIALIDAD

En la misma línea, acusó al Gobierno de estar llevando al País Vasco "el proceso del Ullster", algo a lo que PSOE y PP siempre se han opuesto. Mayor Oreja enfatizó, además, que la negociación política con ETA "es absurda" y lleva a las reclamaciones tradicionales de territorialidad de la banda terrorista.

"Es impensable que ETA cambie tanto como para pensar que hay una negociación sin que la autodeterminación y la anexión de Navarra sean elementos esenciales", dijo, mostrándose de acuerdo con las palabras del presidente de Navarra, Miguel Sanz, sobre la existencia de conversaciones sobre el futuro de esta comunidad foral.