15 de octubre de 2019
21 de junio de 2009

Memoria.- La FEMP colaborará con el Gobierno en la elaboración de un mapa de fosas comunes de la Guerra Civil

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) firmará próximamente un convenio de colaboración con el Ministerio de la Presidencia para trabajar en la elaboración de un mapa integrado de las fosas comunes que siguen sin exhumar en toda España y avanzar así con lo estipulado en la Ley de la Memoria Histórica.

La FEMP ha transmitido al Gobierno su voluntad de colaborar en la localización de fosas de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista y, para ello, difundirá a las entidades locales las directrices marcadas por el Ejecutivo para el cumplimiento de la Ley de la Memoria, según apunta en un artículo de la revista 'Carta Local' recogido por Europa Press.

El Gobierno ya se puso en contacto con la FEMP y con todas las comunidades para solicitar su colaboración y les hizo llegar el texto de un convenio para la elaboración de un mapa integrado de los lugares de inhumación. El objetivo es que este mapa recoja la localización geográfica de las fosas, así como caracteres y otros datos relevantes.

A partir de la firma del convenio, la FEMP informará a las entidades locales del protocolo impulsado por el Gobierno que fija las bases de actuación científica para la localización, exhumación e identificación de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista.

La subsecretaria del Ministerio de Justicia, Purificación Morandeira, destaca la importancia "cualitativa y cuantitativa" de las corporaciones locales para el cumplimiento de la Ley de la Memoria. "El Ministerio de Justicia considera esencial la colaboración de la FEMP --reconoce--. Su proximidad y facilidad de comunicación con todos los municipios la convierte en un puente de enlace con los ayuntamientos que quieran colaborar".

El objetivo es que una "primera versión" del mapa de fosas esté lista dentro de seis meses, aunque Morandeira advirtió de que no se trata de "un documento estático" sino que "ha de estar actualizándose continuamente". "Podríamos decir que un documento completo e integrado de los lugares de exhumación nunca se acaba totalmente, ha de ser un documento vivo y en continua mejora y ampliación", sostiene.