5 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

Memoria.- La mujer acogida por el maestro enterrado junto a Lorca, decepcionada por no poder identificar sus restos

GRANADA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Nieves García Catalán, acogida desde muy pequeña por la familia de Dióscoro Galindo, que supuestamente está enterrado en la fosa común con el poeta Federico García Lorca, se mostró hoy decepcionada con la decisión de la Consejería de Justicia de no atender su petición de identificar los restos del maestro fusilado hasta que no se resuelva el conflicto originado a raíz de que la nieta biológica, Nieves Galindo, se haya opuesto al proceso.

En declaraciones a Europa Press, García opinó que la única opción que le queda para que su petición sea aceptada por la Junta es que su hermanastra "recapacite", al mostrarse consciente de que en los tribunales "tiene las de perder" por no ser la nieta biológica.

No obstante, vio "poco probable" que Nieves Galindo cambie de opinión tras "hablar con la familia Lorca y formalizar su alegación contra el proceso de exhumación" y confió en que otra de las hermanas, con la que mantiene una buena relación, medie entre ambas.

"Mi otra hermana se ha mantenido siempre al margen del proceso y no quiere solicitar la exhumación e identificación de los restos de nuestro abuelo, pero tampoco ve razonable que si se abre la fosa se dejen como están", relató García

Lamentó a su vez que Nieves Galindo "haya esperado 15 años" para oponerse al proceso que ella inició cuando su madre aún estaba viva. "Yo los considero mis padres y ellos habrían deseado que los restos de mi abuelo fueran identificados y dignificados", añadió García, quien manifestó su deseo de que su otra hermana le apoye, ya que ella sí es una de las nieta biológicas de Dióscoro Galindo.

Así, García dijo que "lo único que puede hacer ahora" es confiar en que su otra hermana o bien la apoye o hable con la parte de la familia Galindo que se opone a la exhumación para que éstos retiren su alegación al proceso, ya que de lo contrario "está segura" de que el juez le dará la razón a su hermanastra.

Estas declaraciones se producen después de que la consejera de Justicia y Administración Pública, Begoña Álvarez, anunciara hoy que este caso "es un conflicto familiar que deberá resolverse y solucionarse por la vía judicial", por lo que, aseguró, que "no atenderá a la petición hasta que no se haya resuelto por la vía judicial".

Álvarez también indicó que su departamento ampliará en 10 días más el plazo de alegaciones abierto para la exhumación de la fosa en la que supuestamente yacen los restos de Federico García Lorca, el maestro Galindo, y los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas "a petición de una de las familias interesadas", de las que no se ha querido desvelar la identidad, si bien ya había trascendido que los herederos del poeta así lo había solicitado.