20 de noviembre de 2019
31 de enero de 2008

Merkel agradece el Premio Nueva Economía y subraya la necesidad de acercar la construcción europea a la ciudadanía

Zapatero alaba la trayectoria política de la canciller y su gestión al frente de Alemania

PALMA DE MALLORCA, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

La canciller de Alemania, Angela Merkel, recibió hoy, de manos del presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el Premio Nueva Economía Fórum 2008 a la Cohesión Social y al Desarrollo Económico, en un acto en el que la jefa del Ejecutivo alemán destacó la necesidad de acercar el proceso de construcción europea a la ciudadanía de la Unión.

Al acto, celebrado en el edificio de La Lonja de Palma, asistieron, además de Merkel y Zapatero, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega; el presidente del Govern balear, Francesc Antich; el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Joan Clos; la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona; la presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol; la presidenta del Parlament autonómico, Maria Antònia Munar, y la alcaldesa de Palma, Aina Calvo; entre otras autoridades.

Después de recibir el premio, un diploma de plata enmarcado, de manos del presidente español, Merkel agradeció el "honor" que supone --dijo-- recibir un premio que se le otorga a "personas que comparten valores y trabajan por el bien común" y valoró la función de fomento del debate social que cumple --afirmó-- el Foro Nueva Economía.

La canciller ensalzó este papel de la sociedad civil y añadió que este tipo de entidades sirven para recordar a los políticos que "a veces --aseguró-- nos alejamos de los ciudadanos". En este sentido, mencionó los "estrechos vínculos" que unen a los pueblos alemán y español y opinó que la relación de los ciudadanos de ambos territorios sirve de "puente" entre sus Estados.

Con respecto al contenido del premio, Merkel explicó que una de las principales funciones de la Unión Europea es precisamente representar en el mundo los valores de la cohesión social, "basada --dijo-- en la solidaridad, la justicia y la libertad, tres pilares con el mismo valor".

"Con el nuevo tratado de la Unión y los mecanismos de decisión que incorpora seremos capaces de actuar y tomar decisiones. No sé si siempre nos va a gustar a los jefes de cada Estado porque no estamos acostumbrados a que hablen por nosotros, pero así Europa será más visible en otros continentes", declaró.

También el presidente del Gobierno español se refirió al papel destacado de Alemania en la construcción europea y agradeció que fuera "valedora" de la entrada de España en la Unión y que sea uno de los Estados contribuyentes a los fondos de cohesión, a los que --reconoció-- España debe en gran medida la mejora de sus infraestructuras.

"La Unión Europea no es un mercado de oportunidades, sino un proyecto vinculado a la prosperidad de nuestros ciudadanos, la estabilidad, la seguridad y los principios y valores democráticos. Sabemos con quién y cómo trabajar por el futuro de Europa y, por ello, la asociación con Alemania es prioritaria", expuso.

"ADMIRACIÓN" DE ZAPATERO POR MERKEL

En cuanto al premio del que hizo entrega a la canciller, Zapatero destacó el "coraje en la defensa de la libertad y del respeto a la tolerancia" como argumento "suficiente y magnífico" para ser merecedora del galardón. Además, alabó de Merkel su trayectoria política y la gestión al frente de su Gobierno, manifestando su "respeto y admiración".

Por su parte, el jefe del Ejecutivo balear mostró su satisfacción por el hecho de que Palma, Baleares, haya sido la sede de la cumbre hispano-alemana celebrada aprovechando la entrega del premio Nueva Economía Fórum 2008 y reconoció que la "fidelidad" de los turistas alemanes al destino de Mallorca ha contribuido "sin duda" a su prosperidad.

Antich expresó su intención de "seguir reforzando los lazos" entre Baleares y Alemania y de trabajar para que el "crecimiento sostenible" de las islas se traduzca en un "futuro social y de progreso que garantice la cohesión social".

El premio Nueva Economía Fórum a la Cohesión Social y el Desarrollo Económico premia a instituciones, colectivos o personas que se hayan distinguido por su contribución a la vertebración y al desarrollo de la sociedad civil. Con su concesión a la canciller de Alemania, se reconoce "su extraordinario carisma de estadista y su decisiva contribución en el proceso de construcción europea".

Además, se personifica en Merkel "el reconocimiento que la nación y el pueblo de Alemania merecen por su histórica amistad y por su trascendental apoyo al progreso de España y al bienestar de sus ciudadanos", indican desde el Foro Nueva Economía.

El Premio Nueva Economía Fórum fue instituido en 2004 y hasta ahora ha sido entregado a la Comisión Europea, en la persona de su presidente José Manuel Durao Barroso (2007); al Parlamento Europeo, en la persona de su presidente, Josep Borrell (edición de 2006); a la presidenta de la República de Chile, Michele Bachelet (2006); al gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato (2005); al Banco Central Europeo, en la persona de su presidente, Jean Claude Trichet (2005); a los ponentes de la Constitución Española (2004); y al presidente del grupo empresarial ACS (2004), Florentino Pérez.