27 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Los militares españoles rinden un sentido homenaje a los seis compañeros muertos en Líbano

MARJAYÚN, 25 Jun. (EUROPA PRESS/Borja Díaz-Merry) -

Los más de 700 militares del Ejército de Tierra español destacados en la Base Miguel de Cervantes en Marjayún rindieron esta tarde un emotivo y sentido homenaje a los seis compañeros que perdieron la vida ayer en un ataque terrorista en las proximidades de Jiyam, siendo uno de ellos natural de Sevilla.

Acompañado por el jefe de la Fuerza Interina de Naciones Unidas de Líbano (FINUL), el general de División italiano Claudio Graziano y por el jefe de Mando de Operaciones, el teniente general Bernardo Álvarez del Manzano, el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, destacó el "coraje y la determinación" de los seis militares fallecidos ayer "por servir a España en una zona tan alejada" de su propio país.

El grueso de la Brigada multinacional Este de FINUL se concentró en un pabellón de la base española para rendir homenaje a los fallecidos con una solemne misa funeral y con el tradicional himno 'La muerte no es el final' y la oración paracaidista.

Los compañeros que portaron los seis féretros cubiertos con la bandera de España y la boina azul que llevaban los seis soldados en su misión en Líbano aguantaron con entereza, algunos con lágrimas, la emotiva ceremonia y entonaron con fuerza el himno fúnebre y la oración de los Caballeros Legionarios Paracaidistas.

"UN TRIBUTO A LA PAZ"

El titular de Defensa ensalzó la "tranquilidad y profesionalidad" que constató en las tropas españolas tras el trágico atentado y les trasladó "el homenaje de todo corazón del Gobierno". Durante la ceremonia religiosa el capellán recordó que "muchos mártires" han perdido la vida por conseguir la paz en el mundo y consideró el fallecimiento de los cascos azules españoles como "un tributo a ese noble objetivo".

Al concluir el oficio, el general Graziano, el ministro de Defensa y el general Álvarez del Manzano pusieron sobre los seis féretros la medalla de la FINUL. A los actos fúnebres asistieron además altos mandos italianos, indonesios, indios y de otras naciones integradas en la misión de la ONU, así como el jefe del Estado Mayor del Ejército libanés, el general Michel Suleiman.

El funeral comenzó en a las 17.15 (16.15 horas en España) y se alargó 40 minutos. Cuando concluyó el homenaje, los militares españoles portaron a hombros los ataúdes hasta el helicóptero de Naciones Unidas que trasladará a los féretros al aeropuerto de Beirut. Allí los restos mortales de los seis fallecidos serán embarcados en el avión de la Fuerza Aérea española que les traerá de regreso a España junto con la delegación ministerial encabezada por José Antonio Alonso.

Tras su visita a los dos soldados heridos y antes de la ceremonia religiosa, el titular de Defensa informó de que ambos militares evolucionan favorablemente de sus heridas y que permanecerán ingresados en el Hospital Sidon entre 48 y 72 horas hasta que se recuperen totalmente de las quemaduras. Alonso señaló que los dos soldados están conscientes y que recuperarán la piel quemada por el efecto de la deflagración y regresarán a España tras recibir el alta médica.

El avión de la Fuerza Aérea con los restos mortales de los seis fallecidos partirá en las próximas horas con destino a la Base Aérea de Torrejón de Ardoz donde serán recibidos por una delegación gubernamental.