1 de diciembre de 2020
23 de septiembre de 2006

La ministra de Cultura entrega en San Sebastián el Premio Nacional de Cinematografía al fallecido cineasta Joaquín Jordá

SAN SEBASTIAN, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, hizo entrega hoy, en el marco del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, del Premio Nacional de Cinematografía 2006 al fallecido director y guionista Joaquín Jordá.

Su viuda, María Antonia Madroñero, fue la encargada de recoger el galardón en un acto al que acudieron el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, el director del Zinemaldia, Mikel Olaciregui, además de representantes institucionales y numerosas personalidades relacionadas con el mundo del cine.

El Premio Nacional de Cinematografía, que concede el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), está dotado con 30.000 euros y reconoce "la aportación sobresaliente en el ámbito cinematográfico español, puesta de manifiesto preferentemente a través de una obra hecha pública durante 2005".

El jurado acordó conceder esta distinción a Joaquín Jordá por "su capacidad como guionista y director para abrirse a nuevas formas del relato audiovisual, romper los límites entre el cine documental y el de ficción y convertirse en maestro de varias generaciones".

La candidatura del cineasta catalán había sido presentada con anterioridad a su fallecimiento, el pasado mes de junio, por lo que el premio no debe ser entendido a título póstumo. Este galardón supone, a juicio de Calvo, "rendir justicia a un creador del cine español".

Nacido en la localidad gerundense de Santa Coloma de Farners en 1935, Jordá es considerado uno de los padres del documental español y uno de los principales representantes de la Escuela de Barcelona. En su faceta de guionista colaboró activamente con directores como Vicente Aranda en obras como 'Cambio de sexo', 'El Lute, camina o revienta', 'Carmen' o 'Los jinetes del Alba'.

OBRA PÓSTUMA.

Como director debutó en 1961 con el censurado documental 'El día de los muertos' al que seguirían títulos como 'Dante no es únicamente severo', 'Veinte años no es nada', 'Numax presenta...', 'Monos como Becky' y 'Al otro lado del espejo', su obra póstuma que podrá verse esta tarde dentro de la programación del Festival donostiarra.

La ministra de Cultura subrayó que uno de los signos definitorios de los artistas son "romper con las fronteras" y usar el "inconformismo para desarrollar creativamente". En su opinión, Jordá pertenecía "a esta estirpe de creadores que abren nuevas posibilidades de expresión y que permiten a los demás utilizarlo en el futuro".

Carmen Calvo destacó que el cineasta catalán "nunca creyó en la existencia de fronteras entre el documental y la ficción" al tiempo que subrayó la mirada que Jordá dedicó siempre en su cine a los marginados, enfermos mentales y a los que "no triunfan dentro de la sociedad".