18 de noviembre de 2019
22 de octubre de 2019

Montero ve en los sondeos más un estado de ánimo por la crisis en Cataluña que intención real de voto

Defiende que la crisis territorial no se arregla con un golpe de mesa, sino con ley y diálogo

Montero ve en los sondeos más un estado de ánimo por la crisis en Cataluña que intención real de voto
La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero durante su intervención en la clausura el `I ClosinGap Equality Summit en la sede de Vodafone en Madrid, a 17 de octubre de 2019.ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las encuestas que están mostrando una tendencia a la baja del PSOE reflejan en estos momentos volátiles "más un estado de ánimo probablemente que una tendencia de voto", según el diagnóstico de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero.

En declaraciones a los medios de comunicación en el Congreso de los Diputados antes de intervenir en la Diputación Permanente --el órgano que sustituye al Pleno en periodos no ordinarios de sesiones-- Montero ha reconocido que "la situación de tensión que se vive en Cataluña" inevitablemente se "irradia al resto de país" y este hecho provoca, en su opinión, que los sondeos reflejen más bien un estado de ánimo de los ciudadanos que una intención de voto.

En cualquier caso, ha precisado que el Ejecutivo tiene en cuenta "todos los trabajos" demoscópicos y seguirá trabajando para que "la convivencia en Cataluña sea una seña de identidad posible en los próximos días".

"Es lo que me parece prioritario más allá de que algunos quieran hacer ver o interpretar de ahí que tienen capacidad de ganar las elecciones", ha deslizado en una alusión directa al PP. "Ellos piensan que las encuestas les dan con posibilidad de ganar elecciones y yo creo que las elecciones las va a ganar el PSOE, el partido que ha mantenido la coherencia, la firmeza y la estabilidad en nuestro país", ha añadido.

LA OPOSICIÓN, ECHADA AL MONTE

Montero ha criticado que la oposición, en un momento en que debía situarse del lado del Gobierno ante una crisis territorial como la de Cataluña, "se haya echado al monte", en lugar de comportarse como hizo el PSOE con el Ejecutivo de Mariano Rajoy estando en la oposición.

Este es un elemento diferencial que la ministra cree que los ciudadanos "valorarán", al tiempo que, confía, "sabrán entender cuál es la posición que está manteniendo el Gobierno, que básicamente quiere que se garantice el orden en Cataluña, se restablezca la normalidad y posteriormente, el diálogo dentro de la ley". "Creo que esa posición va a ser mayoritariamente apoyada", ha incidido.

La titular de Hacienda ha aprovechado para exigir al president de la Generalitat, Quim Torra, que se posicione. "O bien decida ser un activista y por tanto participar en las manifestaciones, arengar a que se muevan, o bien que sea el president de todos los catalanes y para ello tiene que condenar con firmeza la violencia (...) ponerse de lado de las FCSE y hablar con el resto de fuerzas políticas presentes en el Parlament, que no han tenido ni siquiera ocasión de poder hablar con el señor Torra a propósito de los incidentes que estamos viendo en Cataluña", ha indicado.

Ha admitido que la crisis en Cataluña no es una cuestión que se vaya a resolver "de un día para otro, ni que se vaya a resolver con un golpe en la mesa". Al contrario, "habrá que ir resolviendo con la ley y el diálogo, en ese orden", ha precisado.

En su opinión, el diálogo dentro de la ley "tiene que permitir que la convivencia" entre independentistas y no independentistas en Cataluña "sea lo que marque las reglas de juego, y no este encontronazo, esta discrepancia o esta animadversión que muchas veces se refleja con conductas poco adecuadas".

Contador

Lo más leído en España