7 de abril de 2020
28 de junio de 2008

Moratinos promete a su homólogo portugués que no habrá más vuelos militares españoles sobre las Islas Salvajes

LISBOA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró hoy a su homólogo portugués, Luis Amado, que no se producirán más vuelos militares españoles sobre el archipiélago de las Islas Salvajes, unas pequeñas islas sin población civil situadas entre Madeira y las Canarias. Esta ha sido una de las principales peticiones planteadas por Amado durante la visita de Moratinos a Funchal, la capital de Madeira.

Amado admitió que "de vez en cuando hay incidentes de este tipo y Portugal ha presentado sus protestas" por la violación de la soberanía portuguesa. Moratinos, por su parte, aseguró que se trata simplemente de vuelos de práctica, aunque dijo que "van a evitarse totalmente", según informa el diario 'Jornal de Notícias'.

Además, Moratinos se comprometió a llamar la atención del ministro de Defensa sobre la cuestión. "Asumimos el compromiso de que no haya más vuelos sobre las Islas Salvajes", dijo Moratinos.

Otra cuestión que se planteó durante la reunión de Amado y Moratinos fue la de la ratificación española del Tratado de Lisboa de España. Moratinos explicó que la "demora" española se debe a que el proceso de ratificación ha coincidido con las elecciones generales, que han deparado en la formación de un nuevo gobierno y un nuevo parlamento, pero la ratificación se completará finalmente en julio.

En cuanto a los retrasos en el calendario para la llegada del TAV (Tren de Alta Velocidad) a Lisboa, Amado aseguró que también se abordó el tema "en el marco de los compromisos asumidos" y añadió que "hay un trabajo de los respectivos ministerios sectoriales para superar algunos obstáculos técnicos".

El desarrollo de las conclusiones de la cumbre de Braga, que dio un importante impulso a las relaciones bilaterales en diversos ámbitos, el trabajo conjunto llevado a cabo dentro de la Unión Europea para mejorar la relación con las regiones ultraperiféricas, el Tratado de Lisboa o la situación en los Balcanes, fueron otras cuestiones tratadas, explicó Amado.

Moratinos, por su parte, destacó la intensa agenda de trabajo entre los dos países que se están preparando para "afrontar de forma conjunta los próximos desafíos".

El ministro español afirmó que "las regiones ultraperiféricas son una prioridad dentro de la UE, con la capacidad y herramientas para responder a los retos y compromisos". En ese sentido, indicó que Portugal y España "seguirá defendiendo todas las peticiones y reclamaciones de las regiones ultraperiféricas".

El ministro luso destacó también la importancia de las relaciones transatlánticas "con la perspectiva de una nueva etapa en las relaciones, con una nueva política europea y una nueva administración en los Estados Unidos de América" y la alianza Portugal-España-América Latina que se tratará en la cumbre que se celebrará a finales del año próximo en territorio portugués.

La Presidencia francesa de la Unión Europea y la preparación del próximo 13 de julio en París fueron también objeto de examen durante la reunión.