10 de abril de 2020
14 de febrero de 2014

La mujer del delegado de Vendex en Galicia declaró que su marido empleaba motes porque "es una manía"

Piensa que "no hay ningún teléfono seguro" y recuerda que Vendex enviaba regalos de empresa "a muchas personas"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

La mujer del delegado de Vendex en Galicia, José María Tutor, María Estrella R.N., ambos imputados en la 'Operación Pokémon', declaró que su marido empleaba motes "para casi todo el mundo", pero no para que terceros no conozcan los temas de los que hablan, sino que "es una manía o una manera de hablar".

Así se señala en la declaración prestada en calidad de imputada de María Estrella R.N., recogida por agentes de la Agencia Tributaria, incluida en el sumario de la 'Operación Pokémon', al que tuvo acceso Europa Press.

Preguntada por el mote o nombre en clave de otro de los imputados en la investigación, Javier Reguera, al que se refería como "guetón" o "reguetón", y por qué, la mujer de Tutor admitió que lo usaba, pero sin ningún motivo especial, "por su forma de hablar". "Porque su apellido empieza por Regue...", abundó.

Además, preguntada sobre si tuvo en algún momento algún teléfono de seguridad para hablar con su marido de determinados temas relacionados con su actividad laboral o profesional que consideran delicados, la imputada manifestó tenían varios teléfonos todos los miembros de la familia, de sus hijos, de su marido, de la empresa... en total unos cuatro fijos y, a veces, también de la empresa que utilizaban incluso sus hijos, cuando le necesitan.

Al respecto, declaró ante Vigilancia Aduanera que piensa que "no hay ningún teléfono seguro", pero que si en alguna ocasión si decide cambiar de teléfono durante una conversación que puede ser por el gasto, porque esté hablando por un tema que a la empresa le parezca mal o por el tiempo empleado. Así, afirmó que cuando quiere hacer tal cambio le decía a su marido "llámame por el otro".

La mujer de Tutor, que hasta 2006 trabajó con éste en Vendex (desde 1997) hasta que por motivos de salud dejó su empleo, ha asegurado que desde 2006 no trabaja "para nada" y el contacto que tiene con la actividad laboral es a través de su marido, que la informa de la marcha de la empresa todos los días, "conociendo todas las circunstancias y problemática de la misma, especialmente de A Coruña".

Además, indicó en su declaración el 25 de septiembre de 2012, que actualmente percibe como única retribución la pensión de la Seguridad Social por una incapacidad reconocida y recordó que contaba con poderes otorgados para las empresas de Vendex que trabajaban en Galicia.

SU SUPERIOR ERA SU MARIDO

En su declaración, incluida en el sumario de la 'Pokémon', la mujer del delegado de Vendex en Galicia recordó que su superior era su marido, que lo acompañó a actos institucionales como comidas, recepciones, pero siempre desde el punto de vista personal, que no laboral, que solo realizó actuaciones de apoyo a su marido y ninguna actividad laboral retribuida para la empresa.

Así, añadió que no tenía despacho ni frecuentó la sede de la empresa de forma habitual. Además, sostuvo que a partir de 2006 tuvo una relación de colaboración, asesoramiento y apoyo, actividades por las que "nunca" recibió ninguna retribución o remuneración de la empresa, "ni directamente" a ella, que a través de su marido no sabía, indica en el informe Vigilancia Aduanera.

En el interrogatorio reconoció, además, que conocía a Reguera, pero no a Francisco Fernández Liñares, sólo de "oídas de su marido", pero ella no tuvo ninguna relación con él.

ENVÍO DE DINERO

Mientras, al ser preguntada sobre si tenía conocimiento de que su marido había sido destinatario de envíos periódicos a través de SEUR procedentes de la central de su empresa en Madrid remitidos por Gervasio Rolando Rodríguez --el jefe estatal del grupo-- con dinero en efectivo, la mujer de Tutor dijo que no contestaba por consejo de su letrado.

También se negó a contestar por consejo de su abogado a las preguntas sobre si sabía que su marido era el beneficiario final de tal dinero en efectivo recibido a través de mensajero o si tenía conocimiento de los beneficiarios finales de tal dinero en efectivo recibido por su marido a través de SEUR, así como si conocía el periodo de tiempo aproximado durante el cual Tutor fue receptor de dichos envíos de dinero.

REGALOS

Sobre la cuestión de si la empresa Vendex enviaba regalos de empresa a distintos funcionarios y autoridades, sostuvo que desde que empezó a trabajar su marido se enviaban regalos de empresa "a muchas personas", entre ellas funcionarios y autoridades y empleados.

En este sentido, indicó que consistían en "vinos, cestas de navidad, bombones...". Al respecto, declaró que le dieron un listado de nombres y esa lista se mantuvo con altas y bajas a lo largo del tiempo hasta la actualidad.

Asimismo, comentó que conocía los que se hicieron en A Coruña, que le dieron una serie de directrices "por cargos" y, a partir de ahí se hacían los regalos. Concretó, que las directrices las habían establecido primero los jefes de Aparkisa y luego los jefes de Vendex mantuvieron "esa tradición". "Se entregaban por una clasificación que les habían dado, que parecía era por los cargos de dichas personas, que actualmente Vendex lo sigue haciendo pues cortar parecería un feo de la empresa", concluyó.

También en el marco del interrogatorio la mujer del delegado de Vendex en Galicia fue preguntada acerca de una conversación en que su marido dijo a la declarante que "tenía ganas de reventarlo todo". Según manifestó ella, no se acordaba el motivo, "quizá por presión". Además, afirmó que "estaba muy estresada ella por su marido, por lo de la torre de Hércules, por lo de la huelga de trabajadores, que se perdieron otras contratas...".