29 de mayo de 2020
22 de septiembre de 2008

Ocho de los 101 inmigrantes gambianos rechazados el viernes cumplen el plazo de internamiento y son trasladados a Madrid

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ocho de los 101 inmigrantes gambianos que fueron rechazados por las autoridades de su país el pasado viernes han sido trasladados de Canarias a la Península, concretamente a Madrid, una vez cumplido el plazo máximo de internamiento establecido para identificar y repatriar a los detenidos cuando intentan alcanzar España, informaron a Europa Press fuentes policiales.

El pasado viernes, un avión de Air Europa con 117 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 101 inmigrantes gambianos a bordo estuvo retenido durante casi siete horas en el aeropuerto de Banjul sin que las autoridades del país admitiesen a los irregulares. Finalmente, el avión tuvo que regresar a Las Palmas de Gran Canaria.

El avión volvió a España pasadas las diez de la noche --hora española-- ante el fracaso de las gestiones realizadas por los Ministerios del Interior y Asuntos Exteriores españoles con el Gobierno gambiano.

El avión se encontraba desde las tres de la tarde a la espera de que las autoridades del país africano admitieran al grupo de ilegales sobre el que previamente ya se había pactado su devolución. Fuentes del Ministerio del Interior aseguraron a Europa Press que los 101 ciudadanos gambianos habían sido previamente reconocidos por autoridades de ese país desplazadas a Canarias y que tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores gambiano como su dirección general de Inmigración habían acordado la repatriación.

El plazo de 40 días que establece la legislación española para retener a un irregular con vistas a que sea reconocido e identificado por las autoridades de su país estaba a punto de expirar en muchos casos cuando se intentó la repatriación del viernes. Con el objeto de aliviar la fuerte presencia de subsaharianos llegados a las Islas Canarias en cayucos, el Gobierno los traslada a la Península donde quedan en libertad, pero sin documentación en regla.