26 de febrero de 2021
27 de enero de 2021

Oposición pide a Consejera vasca que asuma sus responsabilidades en el caso de las vacunaciones irregulares

Destacan que la versión de la consejera y del exgerente del hospital Santa Marina son "contradictorias"

VITORIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los grupos de la oposición han reclamado este miércoles a la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que asuma sus responsabilidades en el caso de la vacunación irregular contra la pandemia de la covid-19 de algunas personas, como los directores de los hospitales bilbaínos de Basurto y Santa Marina, Eduardo Maiz y José Luis Sabas, y han mostrado sus dudas ante las explicaciones de la consejera en sede parlamentaria.

En la comparecencia semanal de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ante la Comisión de Salud del Parlamento vasco para informar sobre la situación de la pandemia, la consejera ha informado de la "investigación" que ha llevado a cabo su departamento sobre la vacunación irregular contra la pandemia de la covid-19 en los hospitales de Basurto y Santa Marina.

Sagardui ha explicado que en el hospital de Santa Marina, además de su director gerente, José Luis Sabas, también fueron vacunados contra el covid cuando no les correspondían, otros directivos y 16 personas no adscritas al centro, como cuatro representantes sindicales, personas de servicios religiosos y personal que gestiona la cafetería, entre otros.

En el caso de lo ocurrido en el hospital de Basurto, ha informado de que, junto al destituido director de dicho centro, el 13 de enero recibieron la vacuna del coronavirus el jefe del Servicio de Medicina Interna, la microbióloga responsable en funciones de control de infección y la jefa del Servicio de Enfermedades Infecciosas.

No obstante, la consejera de Salud ha afirmado que no entiende que los partidos de la oposición pidan su dimisión porque, en cuanto ha conocido estos casos, ha "actuado", en referencia a los directores de los Hospitales de Basurto y Santa Marina que fueron obligados a abandonar sus cargos.

La parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha acusado a PNV y PSE de "querer ocultar información a la ciudadanía para proteger sus intereses políticos particulares". "Es triste y siento vergüenza ajena porque estando en la situación de pandemia en la que estamos, que la consejera tenga que aclarar si ha mentido o no; que tengamos que estar hablando sobre si ha ocultado algo o no", ha subrayado.

Para EH Bildu, "es grave que la consejera de Salud haya ocultado que no se han cumplido las prioridades de la campaña de vacunación" y ha preguntado a Sagardui si en una situación actual de emergencia como la actual está en condiciones de seguir siendo consejera de Salud

Ubera ha señalado que la versión de la consejera y del exgerente del hospital Santa Marina son "contradictorias" y cree que las preguntas a las que tiene que responder "son muy concretas".

"Puede haber fallos y se puede entender que se meta la pata. Se puede perdonar si se dice la verdad pero no se puede perdonar la mentira y mentir a la ciudadanía es muy grave. En este momento, la consejera de Salud tiene que dar confianza a la ciudadanía y hasta ahora no lo ha hecho", ha insistido.

Además, ha defendido que los responsables de las OSI de Osakidetza y del Departamento de Salud "tienen que ser ejemplares" y ha criticado que los mandos actúan "como si las vacunas fueran suyas". "Queremos que se asuman responsabilidades. Aquí hay que hacer una limpieza y lo que pedimos es que se actúe con sinceridad para prestigiar las OSI, Osakidetza, el Departamento, para prestigiar la política y sobretodo para garantizar y cuidar la salud de la ciudadanía", ha reclamado.

Tras escuchar las explicaciones de la consejera, el parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Jon Hernández ha afirmado que "el escándalo es mayor" que la semana pasada porque existen "versiones contradictorias" y tienen "dudas importantes sobre si el departamento podría haber estado al corriente o no de esas vacunaciones".

"Hay que aclarar si el Departamento y la propia consejera estaban al corriente de que se habían hecho esas vacunaciones y si sabían previamente de que se iba a vacunar de aquella manera", ha reclamado.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Para Elkarrekin Podemos-IU las explicaciones de la consejera "no son convincentes" y ha insistido en solicitar una Comisión de investigación parlamentaria con el objetivo de "escuchar e investigar para aclarar lo sucedido", ya que existen "diferentes versiones de lo que ha pasado".

Hernández ha preguntado a la consejera si se autorizan remesas de vacunas sin su supervisión. "Usted dice que no estaba tanto de algunas de las cuestiones que nos ha explicado y al menos uno de los gerentes dimitidos o cesados, el señor Sabas, dice que sí estaba usted al tanto. Es muy importante aclarar esto porque si estaba al tanto cuando insiste en que no lo estaba, le correspondería dimitir", ha defendido.

Además, cree que ante estos hechos "no es el momento de sentir pena y rabia" como dijo este pasado martes el lehendakari sino de "que se sepa toda la verdad".

La parlamentaria de la coalición PP+Cs Laura Garrido ha pedido a Sagardui que aclare si alguien de la dirección de Osakidetza y del Departamento de Salud conocía estas vacunaciones irregulares, especialmente en el caso de Santa Marina, tras las declaraciones de su director gerente afirmando que la consejera conocía que se iba a vacunar a toda la plantilla del hospital.

La parlamentaria ha pedido que aclare quién organizó las vacunaciones "a escondidas", por qué hubo un "desfase" en el número de dosis enviadas al hospital Santa Marina. "Si esto es una descoordinación usted debería de asumir su responsabilidad", ha subrayado.

"TIENE QUE IRSE, COMO SABAS"

Para PP+Cs, las explicaciones de la consejera presentan "dudas razonables" sobre el hecho de que el exgerente del hospital Santa Marina, José Luis Sabas, se vacunara sin que Sagardui lo supiera. "Si usted ha hecho dimitir al señor Sabas, según él bajo amenazas y coacciones por parte de la consejera; si usted autorizó esta vacunación como la del resto de la plantilla, está claro que usted tiene que irse junto con el señor Sabas", ha reclamado.

Garrido cree que el "buen nombre" de Osakidetza ha sido "manchado" la pasada legislatura por las irregularidades en la OPE y ha señalado que este asunto de las vacunaciones presentan "muchas dudas" respecto a la actuación de la consejera. "Consideramos que usted no está capacitada para seguir en su cargo", ha zanjado.

La parlamentaria de Vox, Amaia Martínez, ha comenzado su intervención condenando las agresiones a agentes de la ertzaintza y policías locales en varios disturbios registrados la semana pasada.

Además, ha afirmado que la consejera de Salud "conocía lo que se iba a hacer y permitió" las vacunaciones irregulares y cree que Sagardui ha hecho "dejación de sus responsabilidades" al diseñar un protocolo de vacunación "insuficiente". "Desde Vox le solicitamos que dimita y si no sabe conjugar el verbo dimitir, que el lehendakari la cese", ha pedido.

GRUPOS EN EL GOBIERNO

El parlamentario del PNV Luis Javier Telleria ha destacado que el Departamento de salud ha hecho "muy buen trabajo" con la "investigación" y cree que los vacunados "se saltaron conscientemente una norma de la propia Osakidetza".

Además, ha acusado a los grupos de la oposición de "zancadillear" al Gobierno con ese asunto que cree que son "dos gotas en un océano de problemas" con el que "se ha pretendido crear un gran pantano" para "desgastar" al Gobierno y "desprestigiar" a Osakidetza.

El parlamentario del PSE Ekain Rico, por su parte, ha defendido que el Departamento de Salud remitió una instrucción "clara" a todos los centros con un protocolo de vacunación "específico", que no incluye personal directivo y sí a la plantilla que está "en primera línea".

"Los protocolos de vacunación son claros y están para que se cumplan", ha insistido antes de pedir a la consejera que "se depuren las responsabilidades" en el ámbito de la investigación.

Contador