21 de noviembre de 2019
14 de enero de 2009

O.Próximo.- Peres afirma que Israel acepta abrir los pasos para la entrada de alimentos, pero no para las armas

JERUSALÉN, 14 Ene. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández) -

El presidente de Israel, Simon Peres, afirmó hoy que acepta abrir los pasos fronterizos de la Franja de Gaza para la entrada de "alimentos", pero subrayó que los quiere "cerrados para las armas", durante el inicio de una entrevista en Jerusalén con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, de gira por la región.

Peres indicó que a Israel le gustaría "poner fin" a la "confrontación" con Hamás, pero advirtió de que el movimiento islamista quiere que se abran los pasos para importar "armas" y "disparar" contra el pueblo israelí.

El presidente subrayó que a Israel no le satisface la situación actual en Gaza, pero remarcó que el objetivo de Israel es "parar el terrorismo". "No tenemos nada contra ellos (los ciudadanos gazacíes) ni ambiciones territoriales", aclaró el presidente, que señaló que el Gobierno israelí se ve "obligado" a "defender" a su población. Estos son, dijo, los "objetivos" que busca Israel, que quiere "garantizar" asimismo que Irán "no enviará misiles".

Peres indicó a Moratinos que cualquier esfuerzo que haga en favor de la paz en Oriente Próximo será "bienvenido" debido al "conocimiento" y "experiencia" que tiene de la región y señaló que Israel quiere ver el "lado optimista" de la situación, "si es que existe un lado optimista". Moratinos le respondió que hay motivos para ser "cautelosamente optimistas".

El ministro señaló a Peres que hoy se siente "un poco más optimista" sobre la posibilidad de un alto el fuego que cuando inició el lunes su gira por la región con el objetivo de sumar esfuerzos para traer "la calma, estabilidad y seguridad" a Gaza. "Continuemos hasta el final para conseguirlo", animó el ministro, que informó a Peres de las conversaciones que mantuvo esta mañana con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, quien, dijo, confía en que el alto el fuego llegue "muy pronto".