22 de octubre de 2020
23 de marzo de 2014

Otero Novas dice que Suárez deja un "gran recuerdo" de cordialidad, inteligencia, audacia y legítima ambición

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de la Presidencia y ministro de Educación en el Ejecutivo de UCD, José Manuel Otero Novas, ha afirmado que la marcha del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez deja un "gran recuerdo" de cordialidad, inteligencia, audacia y legítima ambición.

"No por esperado deja de ser doloroso. Se nos ha ido Adolfo Suárez", ha manifestado Otero Novas en un artículo recogido por Europa Press, en el que destaca que "su trato con todos siempre fue afectuoso y grato".

Dicho esto, el exministro ha hecho hincapié en que Suárez "sabía valorar todos los hechos y posiciones de las personas" y que era capaz de "prever las reacciones que se suscitarían respecto de cada uno de sus movimientos".

"Acertó haciendo coincidir la ambición natural de quienes llevaban décadas al margen del protagonismo, fomentando su canalización responsable, con la generosidad y el realismo de quienes gozaban de las prebendas del Poder, apelando a su patriotismo", opina.

Asimismo, Otero Novas ha señalado que "el cambio de un régimen autoritario por otro democrático, sin revoluciones ni violencias, fue obra" de Suárez. "Él se jugó el pelotón de fusilamiento o el tiro en la nuca si las cosas no salían bien", ha remachado.

Para el exministro, Adolfo Suárez "no recibió nada regalado". "Desde abajo, paso a paso, fue ascendiendo en la escala social, ocupando todos los puestos, desde los más humildes hasta la más alta posición de nuestra sociedad. Sin despreciar ninguna ayuda. Sin regatear los esfuerzos necesarios", ha subrayado, para añadir después que "su ambición política era inmensa, pero nunca jugó con los principios ni sacrificó al Estado por intereses personales".