18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 11 de marzo de 2009

    Sin papeles.-PP acusa a Interior de dar 6 versiones falsas" y pide a Rubalcaba que diga quién encargó "el trabajo sucio"

    MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El Partido Popular acusó esta mañana al Ministerio del Interior de ofrecer seis versiones distintas, todas ellas falsas, sobre la existencia de órdenes para que los policías establezcan cupos semanales de inmigrantes irregulares detenidos. En la sesión de control al Gobierno del Congreso, el diputado 'popular' Rafael Hernando exigió al titular del departamento, Alfredo Pérez Rubalcaba, que diga "a quién ordenó el trabajo sucio" de impartir esa orden, y el ministro le contestó acusándole de realizar una oposición "inane".

    Hernando citó, entre esas versiones, la ofrecida por el 'número dos' de Interior, Antonio Camacho, en sede parlamentaria el pasado 4 marzo, cuando habló de un "error operativo" que permitió que esas órdenes se impartieran en "cuatro o cinco comisarías de Madrid". El diputado del PP se refirió a los documentos publicados posteriormente, que demuestran que las instrucciones también se aplicaban, al menos, en Andalucía y Castilla-La Mancha.

    El portavoz del PP tachó de "patético" el intento de Rubalcaba de "proteger" al autor de la orden y le señaló como único "responsable político" de la misma. "La verdad y usted son como el agua y el aceite, son imposibles de mezclar", le reprochó Hernando a Rubalcaba.

    RUBALCABA RECUPERA EL INCIDENTE CON HERNANDO.

    El ministro del Interior se defendió recordando la instrucción impartida 36 horas después de que se conociese la noticia de los cupos por la Dirección General de Policía y Guardia Civil para eliminar esa práctica policial. A partir de ahí, Rubalcaba se dedicó a ironizar sobre "el talante moderado" del diputado Rafael Hernando y añadió: "Dado lo que intentó hacer conmigo la anterior legislatura, que es pegarme, lo de hoy me parece dulce".

    Rubalcaba se refería al incidente protagonizado por ambos el 21 de julio de 2005 al finalizar una de las sesiones de la comisión de investigación del incendio de Guadalajara. Durante la sesión, Rubalcaba se había llevado la mano a la cara para reprocharle a Hernando su actitud de "caradura" y a la salida, al cruzarse con el diputado 'popular', éste le dijo: "Eso no me lo dices a la cara", momento en el que fue sujetado por otros compañeros de su partido. Hernando negó que fuera a pegar a Rubalcaba en aquel momento y hoy pidió a la diputada Teresa Cunillera, quien ejercía de presidenta de la Cámara, que el ministro rectificase, a lo que éste se negó alegando que el supuesto intento de agresión está recogido en las hemerotecas.