19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Parlament convalida el Decreto Ley de medidas cautelares de protección del territorio con la abstención del PP

Parlament convalida el Decreto Ley de medidas cautelares de protección del territorio con la abstención del PP

Biel Vicens critica la "transformación redentora" del PP en relación a la protección de territorio

PALMA DE MALLORCA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlament aprobó hoy, con la abstención del grupo del PP, la convalidación del Decreto Ley de medidas cautelares de protección del territorio aprobado por el Govern que implica la suspensión temporal de proyectos de urbanización y la concesión de licencias en enclaves de importante valor paisajístico y medioambiental como el humedal de Ses Fontanelles (Palma) o Ses Feixes (Eivissa).

Tras la aprobación del Decreto Ley, la portavoz del grupo 'popular', Rosa Estaràs, solicitó la tramitación del mismo como proyecto de Ley Urgente, con el objetivo de poder incorporar enmiendas para la protección total de Cala Blanca (Andratx) y San Marçal (Felanitx), una petición que fue rechaza por el pleno.

Así, el Decreto amplía las áreas en Mallorca de La Victoria, Dunes de Son Real, Punta Negra-Cala Mitjana, Marina de Llucmajor, Cap de Cala Figuera-Rafalbetx, Cap des Llamp y zonas de la Serra de Tramuntana, mientras que en la isla de Eivissa se amplía la protección de Cap Llibrell, Cap Llentrisca-Sa Talaiassa, Cala Compte-Cala Bassa y áreas dels Amunts d'Eivissa.

Asimismo, quedarán en suspenso los procedimientos de autorización de licencias de edificación y uso de suelo para la construcción de viviendas en Áreas Naturales de Especial Interés de Eivissa y Formentera y se suspenderán los procedimientos administrativos que regulaban una excepcionalidad para las obras de instalaciones, actividades y establecimientos de temporada en el litoral.

Finalmente, el Decreto Ley suspende la vigencia de instrumentos de planeamiento urbanístico y la emisión de licencias para Ses Fontanelles, en Palma, y la zona de Ses Feixes, en Eivissa.

DECRETAZO Y CAMBIO DE CROMOS

Durante su intervención para fijar posiciones, la diputada del PP, Mabel Cabrer, calificó la norma de "decretazo" y señaló que debería haber sido aprobada mediante otro procedimiento ya que, a su juicio, no había una urgente necesidad para sacar la norma adelante porque, según dijo, el Decreto "se filtró desde el primer día y hubo información privilegiada".

Cabrer señaló que con esta norma salen desprotegidas las zonas de Cala Blanca, Cala Marçal y Es Pujol de Santanyí, al tiempo que acusó al Govern de haber llevado a cabo "una operación de maquillaje y humo" ya que, según aseguró, de las diez urbanizaciones que el Ejecutivo dice haber desclasificado, sólo hay cuatro de ellas -Marina Lluc, Montport, Vileta de Pollença y Muleta en Soller-- que están en suelo urbanizable porque, según dijo, el resto "son rústicos, a pesar de que el Govern quería vender que eran urbanizables".

"La guinda del pastel son Cala Blanca, Cala Marçal y las Dunas de Son Real" sentenció la diputada, quien arremetió contra el Govern acusando a los miembros del Ejecutivo de practicar la "demagogia" porque, según explicó, en el caso concreto de Cala Blanca "sí que hay presión urbanística" y pesa sobre la zona una norma cautelar que, según señaló, "se dejó caducar". "Esto es como el cuento del emperador, que creía que iba vestido, pero en realidad estaba desnudo" sostuvo Cabrer.

También la diputada acusó al Govern de utilizar "los argumentos de siempre" y de practicar el "oscurantismo", el urbanismo "a la carta" y el "intercambio de cromos", al tiempo que manifestó que, tanto el conseller de Movilidad y de Ordenación del Territorio, Biel Vicens, como los miembros del Bloc per Mallorca, "han hecho el ridículo" tras manifestarse en Cala Blanca y en Cala Marçal exigiendo su protección. "Han hecho una comedia" recalcó la diputada.

Por su parte, el diputado del PP, Josep Joan Cardona, criticó a los partidos de izquierda, porque según señaló, necesitan justificar su actuación en base al PP "porque si no les sale urticaria", al tiempo que instó al Govern a no dar lecciones de urbanismo porque, aseguró, un día antes de la aprobación de la suspensión de licencias para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Eivissa se presentó un proyecto para la construcción de 114 viviendas y "en un sólo día" se emitió la licencia firmada por el socialista Joan Bonet y por el entonces alcalde de Vila, Xico Tarrés.

"TRANSFORMACIÓN REDENTORA"

Por su parte, el conseller de Ordenación del Territorio calificó la actuación del PP de "espectáculo" y recordó a Cabrer que durante la consideración de la inclusión de las zonas a proteger dentro del Decreto Ley "se han incluido las que se han creído oportunas, en algunos casos suelo rústico, en otros urbanizable y también urbanos no consolidados".

"Todos estos lugares tienen presión urbanística y valor ambiental y paisajístico. Es un paso para llevar a cabo otro planteamiento territorial, por lo que se han añadido áreas adjuntas a parajes naturales" recalcó Vicens, quien se mostró sorprendido por la "transformación redentora" del PP en materia de protección del territorio.

Al mismo tiempo, puso en duda la credibilidad de Cabrer para hablar de protección del territorio "después de estos cuatro años del PP" y le recordó que el Decreto Ley deroga artículos y disposiciones aprobadas mediante la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos por los 'populares' "que sí eran para hacer urbanismo a la carta". "Ya me conozco los argumento sólidos del PP, los conozco por el metro" ironizó Vicens.

Así, el conseller señaló que el Decreto es "un paso adelante" para la preservación de la calidad ambiental de las islas, recalcando que 1.600 hectáreas de Baleares "no perderán su singularidad y no mantendrán su identidad natural", recordando que los grupos podrán hacer más aportaciones durante la tramitación de la Ley.

APOYO DE LOS GRUPOS

Por su parte, la portavoz del Grupo Mixto, Marián Suárez, señaló que la aprobación de esta norma "rompe con el urbanismo a la carta practicado por el PP" ya que, según aseguró, el anterior Govern "defendía la desprotección del territorio para ampliar el suelo edificable". "Efectivamente, las comparaciones son odiosas" matizó.

En este sentido, Suárez señaló que el "modelo territorial desarrollista" se experimentó en Eivissa durante la pasada legislatura "con proyectos de campos de golf, puertos deportivos y la imposición de una autovías inadecuadas y sobredimensionadas".

El diputado de UM, Bartomeu Vicens, argumentó que en materia territorial la distancia entre la voluntad y el hecho "es más enorme todavía que en la vida cotidiana" y señaló que durante la pasada legislatura su partido evitó que se llevaran a cabo desprotecciones en las islas.

Por su parte, el diputado del Bloc per Mallorca, Miquel Àngel Llauger, señaló que este tipo de medidas responden a la política "que esperan miles de ciudadanos" y recalcó que su grupo "no renunciará a llegar lo más lejos posible en esta materia". "El PP se amparaba en la penumbra para avanzar en la desprotección del territorio" sentenció.