23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 29 de septiembre de 2018

    Los partidos pequeños se quejan de que el CIS elimine a sus portavoces del ránking de líderes

    Alertan del riesgo de invisibilización de las formaciones de ámbito territorial, pese a que a veces superaban a líderes nacionales

    Los partidos pequeños se quejan de que el CIS elimine a sus portavoces del ránking de líderes
    OSCAR DEL POZO - EUROPA PRESS

    MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El PDeCAT, el PNV, Compromís, Coalición Canaria y EH Bildu han cargado contra el presidente del CIS, José Félix Tezanos, por haber excluido a los portavoces de los partidos minoritarios del ránking de valoración de líderes en el barómetro de septiembre y por otros cambios introducidos en las encuestas mensuales del instituto demoscópico.

    Estas formaciones, consultadas por Europa Press, consideran una falta de respeto a sus votantes y simpatizantes que el organismo público vaya a incluir datos sobre intención de voto en sus barómetros todos los meses (desde 1996 se ofrecían sólo de manera trimestral) y en cambio haya dejado de preguntar qué opinión tienen los españoles de sus portavoces parlamentarios y ya sólo pregunte por los líderes de ámbito nacional: el PP, el PSOE, Podemos, IU y Ciudadanos.

    Algunos de estos políticos, como el valenciano Joan Baldoví, de Compromís, o la canaria Ana Oramas, de Coalición Canaria, han llegado incluso a liderar la tabla de líderes en anteriores barómetros del CIS, aunque es verdad que en el conjunto de la encuestas son menos conocidos.

    EL CIS ESCUDA EN LA MUESTRA Y EL DESCONOCIMIENTO

    Desde el CIS justifican este cambio en el tamaño de la muestra en algunas provincias o comunidades, recordando que cuando se hacen pocas entrevistas el porcentaje de error se dispara. A ello añaden, además, el bajo conocimiento entre la población de buena parte de estos representantes políticos, lo que puede distorsionar la tabla. No obstante, su intención es ampliar la relación de líderes siempre que cuenten con una muestra representativa.

    El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, espera que Tezanos dé cuenta de estos "sorprendentes" cambios en el Congreso. Desde su punto de vista, "el Gobierno no puede utilizar el CIS como su encuestador privado" ni limitarse a medir la valoración de los líderes de los partidos nacionales obviando a los representantes de los de implantación territorial y, por tanto, la pluralidad del Parlamento.

    También el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, considera "una falta de respeto" a los votantes de los partidos de ámbito autonómico que el CIS ya no incluya a sus representantes en la Cámara Baja en la lista de valoración de líderes. En cualquier caso, da "poca fiabilidad" a unos barómetros con un número "mínimo" de encuestas". "Sería mejor hacerlas más espaciadas pero con una muestra más amplia y fiable", ha apuntado.

    FULMINAR A BALDOVÍ PARA ENCUMBRAR A SÁNCHEZ

    El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha sido el líder más valorado de todos por los que preguntaba el CIS en varias ocasiones y, concretamente en el barómetro de julio, quedó una décima por encima de Pedro Sánchez. Por eso cree que su 'desaparición' del último sondeo tenía como objetivo que el presidente del Gobierno figurase en la primera plaza.

    A su juicio, no tiene sentido que se siga preguntado por el líder de IU, Alberto Garzón, que no liderado ningún grupo parlamentario, y se invisibilice a los representantes de lo demás socios electorales de Podemos. Compromís va a pedir explicaciones al CIS por esta decisión que espera se rectifique.

    Además, Baldoví no considera "inocente" que ahora se incluya la estimación de voto para VOX y PACMA, dado que el primero puede quitar votos a PP y Cs y el segundo o a Podemos, sus socios de Equo o al propio Compromís. También ha llamado la atención al portavoz del PDeCAT que se quiera dar visibilidad a estas formaciones aún extraparlamentarias.

    "Tezanos en 100 días se ha cargado el prestigio del CIS en tres décadas", ha sentenciado, por su parte, la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, quien considera que el nuevo presidente del organismo está "devolviendo favores" al Gobierno de Sánchez, que le nombró "por dedazo", haciendo sondeos electorales mensuales para que le salgan "gratis" al PSOE.

    Además de cargar contra él por "cambiar las reglas" que se venían aplicando desde hace "muchísimos años" y quitar la valoración de portavoces que representan "a cientos de miles de ciudadanos", la diputada canaria, que en varias ocasiones ha liderado ese ranking, ha criticado la 'cocina' del último barómetro a favor del PSOE. "Este Gobierno está muy lejos de la ética de la que hablaba Pedro Sánchez cuando quería ser presidente", ha añadido Oramas.

    Para la diputada de EH Bildu, Marian Beitialarrangoitia, es "excesivo" y "un derroche", hacer sondeos mensuales sobre intención de voto utilizando dinero público con "intereses partidistas" para que Sánchez convoque elecciones cuando más le "convenga".

    A su juicio, dejar de preguntar sobre los portavoces de los partidos minoritarios es una manera de "distorsionar la imagen plurinacional del hemiciclo" y de "invisibilizar aún más a los portavoces que menos medios tienen para llegar a la ciudadanía. En cualquier caso, ha puesto en duda "el valor real" de estos sondeos porque cree que se utilizan más para "crear" opinión e "influir" en ella que para medirla.

    RESIGNACIÓN EN UPN Y FORO

    Por contra, ni Unión del Pueblo Navarro (UPN) ni Foro Asturias, ambos socios electorales del PP en sus respectivos territorios, dan mayor importancia a las novedades del CIS. Así, el diputado Íñigo Alli se ha lamentado de que hace tiempo que estas encuestas se hayan convertido en un asunto "personalista" en lugar de centrarse en analizar cómo perciben los ciudadanos los problemas del país.

    Para Isidro Martínez Oblanca, de Foro, el CIS "ni era ni es en absoluto representativo" en lo que a Asturias se refiere por el escaso número de entrevistas que se hacen allí para sus barómetros. "Siempre hemos sido maltratados, si no ignorados por el CIS", se ha quejado.

    ERC no ha querido opinar sobre las novedades en los barómetros alegando que no suelen valorar las encuestas y que, menos lo van a hacer si ya ni siquiera preguntan por ellos. "Que hagan lo que estimen oportuno", asegura Joan Tardà.