5 de diciembre de 2020
21 de agosto de 2007

Pastor cree "evidente" la "gran sintonía" con Imaz en el proceso y defiende la transversalidad como única solución

Dice que las manifestaciones de Azkarraga demuestran "una enorme irresponsabilidad" para dirigir el Gobierno vasco

BILBAO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE de Bizkaia, José Antonio Pastor, destacó hoy que es "evidente" la "gran sintonía" que existe con el presidente del EBB del PNV, Josu Jon Imaz, "especialmente en los temas relacionados con el proceso de paz", mientras que acusó al lehendakari, Juan José Ibarretxe, de "seguir instalado" en una política de "crear frentes".

Asimismo, señaló que la transversalidad es "la única solución de futuro para la convivencia de los vascos" y aseveró que las manifestaciones del consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, en las que anima a los nacionalistas vascos a no eludir "una confrontación con el nacionalismo español", demuestran "una enorme irresponsabilidad" y "falta de talla política" para dirigir el Gobierno vasco.

En una entrevista a Radio Nacional, recogida por Europa Press, Pastor consideró "evidente" la "gran sintonía" de Imaz "con el Partido Socialista, con el presidente del Gobierno y con los propios socialistas vascos", especialmente, añadió, "en los temas relacionados con el proceso de paz", y acusó a Ibarretxe de seguir, por el contrario, "instalado en una vieja política de tratar de acumular fuerzas nacionalistas y crear frentes".

En este sentido, afirmó que los ciudadanos están "hartos" del frentismo y del enfrentamiento "estéril", y señaló que la transversalidad es "la única solución de futuro para la convivencia de los vascos".

En este sentido, sobre las declaraciones del consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, que animó a los nacionalistas vascos a no eludir "una confrontación con el nacionalismo español", indicó que estas manifestaciones se deben a intereses políticos y estratégicos para ocupar un lugar en el espacio político.

A su entender, defender esa postura es "volver a una política fracasada" y "contradictorio" con lo que EA defendió en Navarra, donde apostaba por una coalición entre Nafarroa Bai y PSN, mientras que en el País Vasco, "donde tienen la posibilidad de poner en marcha la política de transversalidad a través del Gobierno, se enquistan y encierran en una política de frentismo y de enfrentamiento".

Aseveró que esa política lleva "a un callejón sin salida, es una historia sin fin que no lleva a ninguna parte, es una guerra infinita y un empate perpetuo y señaló que, si ésa es la política a la que quiere "jugar" Azkarraga, "lo único que demuestra es una enorme irresponsabilidad" y "falta de talla política" para dirigir el Gobierno vasco.

CONSULTA

Por otro lado, afirmó que su partido se posicionará "absolutamente en contra" de la iniciativa para celebrar una consulta porque el lehendakari, Juan José Ibarretxe, "no tiene competencias para convocar tal consulta" y, además, "no se dan ni siquiera las condiciones que el propio tripartito establece en su programa de Gobierno".

"En el programa se hablaba de la celebración de una consulta en ausencia total de violencia y no parece que haya mucho que explicar a la ciudadanía de que no estamos precisamente en una situación de ausencia total de violencia", afirmó.

Ante la propuesta de EB de que en la consulta se pregunte a la ciudadanía sobre su postura respecto a ETA y al derecho a decidir, Pastor indicó que se está "ante la misma situación" y señaló que "todo el mundo tiene claro que la inmensa mayoría de los ciudadanos vascos están en contra de la violencia". "Eso es simplemente una fórmula de enmascarar un compromiso político de Gobierno, con los socios del tripartito, que vuelven a querer instalarse en un pasado, que se ha demostrado fracasado", añadió.

Pastor consideró "evidente" que "parece que no" existe sintonía dentro del PNV sobre la consulta y que hay "posturas radicalmente distintas entre el PNV oficial del señor Imaz y su máximo representante institucional, que es el lehendakari".

"Incluso parece que son los socios de Gobierno los que sacan la cara al lehendakari y al señor Egibar en contra de las tesis del señor Imaz, yo quisiera que se impusiese el sentido común y que lo que haya que hacer para decidir el futuro de los vascos se haga entre todos los partidos políticos y con el mayor consenso posible y no volvamos a un escenario que se parece mucho al de Lizarra y que todos sabemos que fracasó estrepitosamente", agregó.

En relación al proceso interno del PNV y a la posibilidad de que Josu Jon Imaz no repita como presidente del partido, Pastor indicó que siempre es "preocupante" que una formación, "sea cual sea", tenga "problemas internos porque eso afecta a la estabilidad general de la vida política y especialmente cuando estamos hablando del partido que está rigiendo los destinos del País Vasco".

El dirigente de los socialistas vizcaínos señaló que, en cualquier caso, no es a su partido al que le corresponde "intervenir en las polémicas internas que tenga una formación política". En este sentido, precisó que "lo único" que esperan es que "se resuelva de la mejor forma posible y que impere la racionalidad y el sentido común".